EasyVista ha optimizado la experiencia del usuario con su plataforma de autoservicio Self-Help”, basada en asistentes virtuales e IA, que a través de la contextualización ofrecen un servicio personalizado, al mismo tiempo que ofrecen las las respuestas más adecuadas.

La pandemia de la Covid-19 y su consecuente aumento del índice de empleados teletrabajando ha acelerado la incorporación de Self-Help, como medida para mantener los niveles de atención al usuario, así como la calidad de su servicio con un consecuente aumento en los niveles de satisfacción.

“Nuestra plataforma de autoservicio EasyVista Self Help permite obtener desde información sobre un pedido hasta la posibilidad de cancelar automáticamente una transacción financiera y emitir un reembolso, de forma que el equipo de atención al cliente pueda dedicar su tiempo a cuestiones más complejas”, afirma Arturo Martínez González, Director de Marketing de Europa del Sur de EasyVista.

Self-Help y los asistentes virtuales e IA

La solución permite al usuario un acceso inmediato, desde cualquier lugar y dispositivo, a la información necesaria, e independientemente del entorno del que se conecte. En el ámbito del teletrabajo, poder acceder desde los equipos remotos al conocimiento para ofrecer la ayuda correspondiente, de forma autónoma, sencilla y rápida, hace que el empleado se vincule más con la organización, gracias a una experiencia satisfactoria a la hora de ver sus demandas atendidas.  

La pandemia de la Covid-19 y su consecuente aumento del índice de empleados teletrabajando ha acelerado la incorporación de Self-Help

Los usuarios online demandan a sus proveedores y marcas favoritas; sencillez, autoservicio, inmediatez y adaptabilidad a diferentes dispositivos. Ver que sus procesos de resolución, gestión o compra fluyen y no se ven obstaculizados por un horario de atención limitado, por un ticket que se resolverá en un tiempo indefinido o por depender de ser atendido por un teleoperador, hacen posible que el customer journey y la experiencia de usuario sean un éxito.

Por su parte, los chatbots y asistentes virtuales de EasyVista Self Help,son capaces de detectar la intención del usuario, de identificar las respuestas y soluciones más relevantes, así como de realizar acciones automatizadas en su nombre, mediante un motor incorporado de procesamiento de lenguaje natural. Lo que aporta una experiencia individualizada ofreciendo una satisfacción relevante en el usuario, bien sea empleado o cliente.