red hat fuse 7
red hat fuse 7

Red Hat ha anunciado la disponibilidad de Red Hat OpenStack Platform 10, su solución cloud de infraestructura como servicio (IaaS), basada en la versión ‘Newton’ de la comunidad OpenStack. Red Hat OpenStack Platform 10 incorpora nuevas funciones que aumentan la escalabilidad del sistema, facilitan la administración de la infraestructura y mejoran la orquestación, al tiempo que mejoran el rendimiento de la red y la seguridad de la plataforma. Además, Red Hat OpenStack Platform 10 introduce un nuevo ciclo de vida del software, con soporte opcional hasta 5 años.

Cientos de empresas en España y en todo el mundo han apostado por Red Hat OpenStack Platform para desplegar sus plataformas de cloud híbrida o privada de misión crítica, incluyendo nombres tan relevantes como BBVA; Cambridge University; FICO; NASA’s Jet Propulsion Laboratory; Paddy Power Betfair; Produban; Swisscom; UKCloud; o Verizon. Además, Red Hat OpenStack Platform está respaldado por un potente ecosistema de partners, incluyendo Cisco, Dell, Intel, Lenovo, Rackspace, o NetApp; para entornos empresariales; junto con líderes  del mercado de las telecomunicaciones como Ericsson, Nokia, NEC, Huawei, Cisco y otros.

Red Hat OpenStack Platform 10 ofrece una plataforma cloud fiable basada en Red Hat Enterprise Linux. Proporciona agilidad para escalar y satisfacer más rápidamente las demandas de los clientes sin comprometer la disponibilidad, el rendimiento o los requisitos de seguridad de TI. Red Hat OpenStack Platform incluye además Red Hat CloudForms, una plataforma de gestión y supervisión para la nube híbrida que permite supervisar no sólo los componentes de infraestructura de OpenStack, sino también las cargas de trabajo que se ejecutan en una nube OpenStack dada. Además, incluye 64 TB de almacenamiento de con Red Hat Ceph Storage.

Las nuevas mejoras y actualizaciones de Red Hat OpenStack Platform 10 incluyen:

  • Una experiencia de usuario más sencilla gracias a una interfaz gráfica de usuario (GUI) más fácil de usar que reduce las complejidades de instalación y gestión. Diseñado para su uso en producción, la GUI de Red Hat OpenStack Platform ofrece nuevas funciones, como actualizaciones automáticas (incluido Ceph), configuración avanzada de redes, alta disponibilidad y la opción de desplegar el uso compartido de archivos a través del servicio Manila, usando controladores integrados de NetApp y Red Hat Ceph Storage.
  • Mejoras de flexibilidad para una mayor escalabilidad mediante la introducción de servicios personalizables y funciones de administración mediante el director de Red Hat OpenStack Platform. Los operadores de nube ahora pueden controlar su entorno OpenStack a un nivel más granular personalizando los servicios de OpenStack para que se ejecuten y escalen independientemente entre sí. Esto ofrece una mayor flexibilidad al desplegar servicios para satisfacer los requisitos de carga de trabajo únicos de cada organización.
  • Mayor seguridad de los datos gracias a nuevas mejoras de seguridad, como la mejora de la alta disponibilidad (HA) para despliegues a gran escala. Además, el cifrado opcional de almacenamiento de objetos y los tokens de seguridad efímeros mejoran las medidas de seguridad y reducen el riesgo de acceso a los datos debido al robo.
  • El rendimiento mejorado de las cargas de trabajo intensivas en red a través del nuevo componente DPDK de Open vSwitch y la virtualización de entrada / salida de una sola raíz (SR-IOV), resulta en un rendimiento de red comparable al baremetal. Además, el enrutamiento de red es ahora más flexible y más rápido, lo que permite a los clientes elegir entre enrutamiento centralizado o enrutamiento distribuido (DVR).
  • Nuevo programa de certificación de hardware «ready state», basado en OpenStack Ironic. Aunque Red Hat ya admite plug-ins de hardware certificados para varios componentes de OpenStack, el nuevo programa está diseñado para expandir el ecosistema de opciones de hardware para la configuración automatizada baremetal. Dell es el primer socio de Red Hat en ser certificado para la plataforma Red Hat OpenStack 10, y varios más próximamente.

Red Hat OpenStack Platform 10 también introduce la integración continua distribuida (DCI) para partners clave, como Dell, NEC o Rackspace. Este enfoque de testing colaborativo ayuda a los partners a prepararse mejor para las nuevas versiones de Red Hat OpenStack Platform y ofrecer a los clientes una mayor estabilidad y soluciones cloud de mayor calidad que han sido probadas muchas veces con su sistema de nube integrado.

Nuevo ciclo de vida que ofrece hasta 5 años de soporte

Para ayudar a los clientes a alcanzar la estabilidad a largo plazo requerida por sus cargas de trabajo, Red Hat OpenStack Platform 10 introduce un modelo de soporte de ciclo de vida dual que ofrece mayor flexibilidad de suscripción para operaciones de misión crítica. Este nuevo modelo ofrece a los clientes la opción de estandarizar una nueva versión «Long Life» de la plataforma Red Hat OpenStack, que ofrece un ciclo de vida de producto de tres años y dos años adicionales de soporte de ciclo de vida extendido (ELS) opcionales. Los clientes también pueden optar por consumir nuevas funcionalidades mediante el uso de actualizaciones sucesivas para seguir las últimas versiones de la plataforma Red Hat OpenStack cada seis meses a un año.