pymes evolución digital
pymes evolución digital

Las pymes españolas invertirán  entre 3.000 y 20.000 euros en 2017 para iniciar o continuar su proceso de evolución digital, de acuerdo con el estudio realizado por el Movimiento Impulsando Pymes entre las cerca de 3.000 pymes que han participado en los eventos organizados dentro de esta iniciativa, en 12 Comunidades Autónomas a lo largo de este año y que ha finalizado hoy en Madrid con un encuentro al que han asistido más de 300 pymes madrileñas.

La clausura de la V Edición de Impulsando Pymes contó con la presencia de Mario Buisán, director general de la Pyme del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y Rosario Rey Directora General de Economía y Política Financiera de la Comunidad de Madrid.

En su intervención, Mario Buisán afirmó que el emprendimiento ha ganado reconocimiento social “ya son más los estudiantes que quieren ser emprendedores que funcionarios” y señaló tres elementos fundamentales para la pyme. “El primero es el tamaño. Tenemos que ser capaces de hacer pymes más grandes y, a la vez poner en foco en las micropymes, para ayudarlas a crecer, apopyando la innovación y la internacionalización”, El segundo es crear un ecosistema favorable al desarrollo de la pyme “donde no haya restricciones normativas, legales o regulatorias”. El tercero es una apuesta decidida por la digitalización. “Desde el ministerio –concluyó-  hemos lanzado un programa de Transformación Digital y de Industria 4.0 focalizado en la pyme”.

Las pymes dicen ser conscientes de la acuciante necesidad de empezar o continuar el proceso de evolución digital

Por su parte, Rosario Rey planteó tres retos, dirigidos a optimizar la competitividad de las pymes. “El primero es una ecuación con tres variables: la tecnología, la gestión de la información y el cliente. La tecnología es un criterio de competitividad que debemos asociar a la transformación digital, a la gestión de la información y a la interacción con el cliente”. El segundo reto tiene que ver con el tamaño. “Es importante que la pyme piense en grande, que piense que estamos en un mercado global y que debe internacionalizarse”. El último reto es el de la innovación “El 85% de la productividad en las economías desarrolladas depende de la innovación. Debemos ser capaces de gestionar las incertidumbres a través de la innovación”.

El Estudio

De acuerdo con el estudio realizado por el Movimiento Impulsando Pymes entre las casi 3.000 empresas que han participado en sus evento a lo largo de 2016, el 99% de los pequeños y medianos empresarios encuestados afirman ser conscientes de la acuciante necesidad de empezar o continuar el proceso de evolución digital. Un proceso que entienden que será continuo y que supone la renovación del sistema organizacional de las empresas, de su modelo de negocio y su modelo relacional, que exigen el correcto desarrollo de las competencias digitales para ofrecer de la mejor manera sus productos y servicios. Para ellos, la transformación digital es una exigencia derivada del profundo cambio que se está produciendo en la economía, la sociedad, la cultura, el medioambiente y la forma de trabajar en el mundo.