aplicaciones en la nube
aplicaciones en la nube

En la actualidad, solo el 25% de las empresas migran sus cargas de trabajo avanzadas a la nube. Esta cifra va en aumento, cada vez más compañías trasladan sus sistemas informáticos a la nube con el fin de aumentar su capacidad de procesamiento, almacenamiento y escalabilidad.

Así lo desprende el estudio Global Cloud Survey de Denodo, que incide en que, a pesar de los datos, la mayoría de las compañías no han sido capaces de aprovechar todas las capacidades que brindan las plataformas cloud, ya que siguen diseñando la estructura de los datos de forma local en vez de aprovechar la nube para simplificar las estructuras de datos convencionales.

“Muchas compañías todavía consideran las plataformas cloud como un sustituto de sus propias instalaciones, y siguen diseñando los sistemas en la nube como si todavía estuvieran ejecutando infraestructuras locales. No obstante, sus posibilidades son enormes”, afirma José Andrés García, responsable para Iberia y Latinoamérica de Denodo.

Nube, transferencia de archivos en el entorno local

El número de archivos que se transfieren de esta manera entre organizaciones es alto. Se envían por lotes a los proveedores, organizaciones reguladoras, entre otros, lo que se traduce en un trabajo extra que deben realizar tanto las organizaciones emisoras de la información como las receptoras.

El emisor debe desarrollar, mantener, gestionar y planificar los programas que intervienen en la creación y envío de los archivos; y el receptor es responsable de desarrollar, mantener, gestionar y coordinar los programas que intervienen en el procesamiento y almacenamiento de los datos.

Además de estos inconvenientes, la información que reciben las organizaciones tiene una alta latencia en la transmisión de los datos, y los archivos copiados también deben estar protegidos.

De la transferencia de archivos a los datos on-demand

Cuando se utilizan plataformas en la nube, las estrategias de transferencia de archivos pueden ser sustituidas por soluciones de datos on-demand, mucho más sencillas. Los datos a transmitir se almacenarían, por ejemplo, en una base de datos SQL en una plataforma cloud, y las organizaciones tendrían los permisos adecuados para acceder a esa información al instante.

Solo el 25% de las empresas migran sus cargas de trabajo avanzadas en la nube, según Denodo

Este enfoque de datos a la carta implica que la información se almacena una vez, pero se utiliza en numerosas ocasiones. Así se facilitaría el uso de los datos y los receptores no tendrían que copiarlos en sus propios sistemas. Además, la latencia de los datos se reduciría y no sería necesario desarrollar programas específicos para crear y transmitir archivos.

Cómo lidiar con la escalabilidad

La carga de trabajo generada por todos los usuarios de los datos on-demand puede ser muy imprevisible, con picos ocasionales de gran actividad, dependiendo del número de usuarios concurrentes, el número de consultas, lo complejas que son y el momento en el que se realizan.

Si una organización quiere ofrecer información a la carta en data centers locales, debe asegurarse de que tiene suficiente capacidad de procesamiento como para manejar toda la carga de trabajo que implica, incluidos los picos de trabajo imprevisibles. Esto significa que la empresa puede necesitar una instalación de mayor músculo tecnológico dentro de la base de datos para poder lidiar con este sobreesfuerzo de capacidad de procesamiento, el cual puede ser irracional la mayor parte del tiempo.

Bajo este escenario, resulta primordial migrar los datos y los sistemas a la nube y elegir un software adecuado, para ofrecer una escalabilidad automática y así atender la demanda de datos de las empresas.