Lexmark ha emitido una llamada de atención al sector del cartucho de impresión en Europa instándolo a apoyar una serie de medidas para frenar los residuos y fomentar la reutilización y el reciclaje. Estas medidas apoyan la recientemente adoptada Estrategia sobre Economía Circular de la Comisión Europea, un plan de acción que incluye medidas para estimular la transición de Europa hacia una economía circular.

Lexmark estima que entre 30.000 y 50.000 toneladas de cartuchos de impresora terminan en vertederos cada año como resultado de la baja tasa de recogida de cartuchos de los clientes por parte del sector. 1

Lexmark ha realizado avances importantes en la reducción de residuos y ha fomentado la reutilización y reciclaje de sus cartuchos a través del Programa de Recogida de Cartuchos Lexmark (LCCP), una iniciativa pionera de reciclaje, y con la disponibilidad de sus cartuchos Corporativos Lexmark, una línea de cartuchos más sostenible que contienen hasta un 90% de componentes reutilizados.

Lexmark es también miembro del programa “Circular Economy 100” de la Fundación Ellen MacArthur, una plataforma global que reúne a 100 empresas líderes en el mercado para hacer frente a cuestiones relacionadas con la transición hacia el modelo de economía circular. La pertenencia de Lexmark es un reconocimiento del compromiso continuo de la compañía por la construcción de una economía regenerativa.

En su comunicado a la “Consulta Preparatoria sobre Economía Circular” de la Comisión Europea, Lexmark ha pedido cambios legislativos y normativos para abordar esta cuestión. Estos cambios están en línea con el objetivo de la Comisión de fomentar el crecimiento económico sostenible y la generación de nuevos puestos de trabajo.

El comunicado señala que son necesarias las medidas no sólo para fomentar la recogida, reutilización y reciclaje de cartuchos de impresión en Europa, sino también para permitir a las empresas que aplican buenas prácticas ambientales que compitan en condiciones justas con las que no lo hacen.

Lexmark quiere que las medidas de la UE exijan que:

o Todos los proveedores proporcionen una instalación gratuita de recogida de cartuchos en el mercado europeo.
o Todos los cartuchos de impresión vendidos en Europa en 2020 incluyan el 50% de sus componentes reciclados o sean reciclables.
o Los criterios medioambientales obligatorios sean introducidos en los requisitos de contratación pública y su relación con los cartuchos de impresora.
o El reciclaje y reutilización de productos sean promocionados mediante el uso de etiquetados para usuarios que garanticen rendimientos operativos de calidad.
o La eliminación de cartuchos de impresión en vertederos o mediante incineración sin recuperación energética se ilegalice ofreciendo incentivos a los proveedores para la recogida y reutilización de sus productos.

Lexmark ha propuesto nuevas medidas para fomentar el reciclaje, tras ser testigo de las ventajas de pasar a ser circulares, a través de la cómoda y gratuita devolución de los cartuchos de impresión con el programa de recogida de cartuchos de Lexmark (LCCP):

o El índice de recogida de LCCP es del 35%, casi dos veces el promedio del sector, y ninguno de los cartuchos que regresan a Lexmark son enviados a vertederos o a la incineradora.
o El reciclaje utilizado por Lexmark para los cartuchos de tóner reduce su huella de carbono total en más del 50%.
o Los Cartuchos corporativos de Lexmark pueden incluir hasta un 90% de componentes reutilizados y el 92% por ciento de todos los cartuchos de Lexmark están fabricados con material post-consumo reciclado.
o El reciclado constituye un elemento fundamental del negocio de Lexmark. Para 2018 Lexmark tiene como objetivo reutilizar el 50% del peso de los cartuchos devueltos – frente a la industria líder que es actualmente del 34% (Evaluación del Ciclo de Vida de Lexmark) *.

>