editores online
editores online

El ecosistema de los editores online puede verse modificado de manera significativa durante 2016 debido al auge del uso de software de bloqueo de anuncios por parte de los usuarios de Internet. Según Selligent, empresa especializada en desarrollo de soluciones de marketing automatizado, actualmente entre un 18% y un 20% de los usuarios navegan por Internet con este tipo de software instalado en sus dispositivos (un 50% más que en 2014), lo que ha supuesto, durante 2015, unas pérdidas superiores a los 11.000 millones de euros para los editores.

Según el análisis de Selligent, 2016 puede ser un año crítico para un gran número de editores online, sobre todo de pequeño y mediano tamaño, debido a que muchos departamentos de marketing están valorando migrar sus inversiones publicitarias hacia plataformas que rechazan este tipo de software, tales como Google, Apple, Snapchat y Facebook. A modo de ejemplo, el pasado noviembre, Yahoo! restringió a los usuarios con este tipo de software la lectura de sus mensajes de correo y el grupo alemán Axel Springer, con más de 98 millones de usuarios, también eliminó a finales del año todos los bloqueadores de publicidad de sus webs de noticias como Bild y Die Welt.

Selligent, que ha analizado cuales serán las grandes tendencias que empujarán al sector del marketing digital durante 2016, también prevé que el uso creciente de este tipo de software de bloqueo de anuncios, empujará las inversiones de las empresas en la denominada “publicidad nativa” que en 2016 superará los 4.500 millones de euros.

A grandes rasgos, esta publicidad embebe la información de productos y servicios dentro de contenidos útiles para los usuarios. De hecho, actualmente, el 61% de los consumidores reconoce sentirse mejor con las marcas que ofrecen este tipo de contenidos. Igualmente, y según apunta Selligent, el 62% de las empresas externalizarán la creación de estos contenidos, hecho que implicará que algunas marcas adquieran grupos de comunicación, o bien se transformen ellas mismas en empresas editoriales, como Red Bull, Vice Media o GoPro.