El uso del móvil en otro Estado miembro de la UE para llamar, enviar mensajes o descargar datos costaría lo mismo que en el país de origen a partir del 15 de diciembre de 2015, según un proyecto de ley respaldado este martes por la comisión de Industria del Parlamento Europeo. Los eurodiputados también abogan por impedir a los proveedores de internet que bloqueen o ralenticen el acceso a servicios ofrecidos por la competencia (por ejemplo, las aplicaciones de llamadas por internet). El pleno de la Eurocámara debatirá y votará este asunto los días 2 y 3 de abril en Bruselas. La ponente es la eurodiputada española Pilar del Castillo (PPE).

“Con el voto de hoy en la comisión de Industria, el Parlamento Europeo ha dado un gran paso hacia la consolidación del mercado único de las telecomunicaciones”, aseguró del Castillo. “La comisión parlamentaria no solo ha propuesto eliminar el “roaming” de las llamadas, los mensajes de texto y los datos a partir del 15 de diciembre de 2015, sino que también ha presentado propuestas sustanciales para lograr una gestión eficaz del espectro, lo cual permitirá el despliegue del 4G y el 5G en toda Europa”, subrayó.

“Además, hemos logrado más salvaguardias para la neutralidad de la red, de modo que los usuarios puedan utilizar aplicaciones y servicios de su elección, al tiempo que se refuerza el papel de internet como portador esencial de competitividad, crecimiento económico, desarrollo social e innovación”, agregó la ponente. La comisión de Industria ha apoyado la propuesta legislativa por 30 votos a favor, 12 en contra y 14 abstenciones.

Fin del “roaming” en 2015

Los eurodiputados han respaldado eliminar las tarifas para el uso de los teléfonos móviles en el extranjero (“roaming”) a partir del 15 de diciembre de 2015. No obstante, han pedido a la Comisión Europea que elabore directrices para casos excepcionales en los que se permitiría a las empresas aplicar tarifas de itinerancia. El objetivo de esta medida es proteger a las empresas de telecomunicaciones frente al “uso anómalo o abusivo del mercado los servicios de itinerancia”. En cualquier caso, las tarifas aplicadas tendrían que estar por debajo de los límites marcados por la legislación europea vigente.

A diferencia de la Comisión, los eurodiputados no consideran necesario regular los precios de las llamadas internacionales efectuadas desde el país de origen.

Neutralidad de la red

La comisión parlamentaria propone enmendar el proyecto de ley para impedir que las empresas de telecomunicaciones bloqueen o ralenticen el acceso a los servicios o aplicaciones ofrecidas por la competencia. En 2012, por ejemplo, el regulador europeo de las telecomunicaciones (BEREC, por sus siglas en inglés) informó de que varios proveedores de internet habían bloqueado o ralentizado el acceso a Skype, un servicio utilizado para realizar llamadas a través de internet.

Las empresas podrían seguir ofreciendo servicios especializados de calidad, como los vídeos a la carta o las aplicaciones de almacenamiento de datos en la nube, siempre que estos servicios no afecten a la velocidad de internet de los clientes. La ralentización o el bloqueo de la conexión a internet solo se permitirían en casos excepcionales, por ejemplo, cuando así lo dicte un tribunal.

Internet móvil más rápido

Cada vez más usuarios utilizan el móvil para descargar datos, lo que explica la creciente necesidad de liberar frecuencias del espectro radioeléctrico. En este sentido, los eurodiputados proponen facilitar la venta y el alquiler de los derechos de uso del espectro. Estos derechos serían válidos durante, al menos, 25 años, con el fin de promover la inversión, la innovación y la competencia.

Próximos pasos

El Parlamento Europeo se pronunciará sobre el paquete de las telecomunicaciones los días 2 y 3 de abril en Bruselas. Las negociaciones con los Estados miembros tendrán lugar durante la próxima legislatura.