Extreme Networks ha anunciado la realización de un proyecto para la Biblioteca Nacional de España consistente en la modernización de la infraestructura de red para dotarla de nuevas funcionalidades y poder incorporar nuevos servicios de forma ágil y segura.

Se trata de un ambicioso proyecto de evolución tecnológica de la red corporativa, realizado en colaboración con Acuntia como integrador, y que ha consistido en el despliegue de una infraestructura de red de alto rendimiento capaz de satisfacer las actuales necesidades de la Biblioteca Nacional, tanto tecnológicas como de negocio.

Por un lado, la Biblioteca Nacional de España necesitaba una nueva infraestructura de red que le permitiera hacer frente a las nuevas necesidades de comunicaciones, tanto internas como externas, surgidas a partir de la puesta en marcha de la nueva Ley de Depósito Legal, que otorga a la Biblioteca Nacional nuevas responsabilidades de gestión. Por otro lado, desde el punto de vista tecnológico, se necesitaba una red con capacidad para incorporar nuevas tecnologías y superar problemas de rendimiento y estabilidad que presentaba la anterior infraestructura.

Descripción de la infraestructura de red

El proyecto ha consistido en la implantación de una red de alto rendimiento totalmente renovada, tanto a nivel de núcleo de red como en la capa de acceso. La nueva red da servicio a aproximadamente 700 usuarios, ubicados en dos sedes. La principal en el Paseo de Recoletos y otra en Alcalá de Henares, donde se albergan parte de los depósitos y una sala de lectura.

En el núcleo de red se han desplegado equipos S-Series S8 en el edificio de Recoletos y S3 en el de Alcalá. Estos equipos S-Series se han instalado en modo Virtual Switch Bonding, de tal manera que aunque físicamente son dos equipos por cada núcleo, de cara a la gestión se comportan como un único equipo lógico, lo que simplifica la gestión y el mantenimiento, además de ofrecer mayor fiabilidad y rendimiento. Los equipos S-Series son equipos modulares con una arquitectura totalmente distribuida por lo que no tienen un punto único de fallo.

El nivel de acceso se han desplegado equipos de la familia Secure Stack B5. Cada equipo de acceso está conectado al núcleo por medio de dos enlaces de 10G en modo agregación, por lo que ambos enlaces están activos al mismo tiempo garantizando además la redundancia sin tener ninguno de ellos bloqueado.

Finalmente se ha desplegado NetSight como consola de gestión de toda la red. Tanto los equipos S-Series como los equipos Secure Stack soportan la implementación de políticas capaces de suministrar un trato diferenciado de las aplicaciones en función de quien se está conectando a la red, lo que permite garantizar uso adecuado de los recursos de red por parte de los usuarios.

José Ramón García Amo, Coordinador de Informática de la Biblioteca Nacional de España, ha comentado: “La Biblioteca Nacional se está enfrentando hoy día a nuevos retos, tanto de negocio como tecnológicos, y para abordarlos las comunicaciones se han convertido en algo crítico. Nos planteamos la modernización de la red para abordar todos estos retos, y creemos que la solución planteada por Extreme Networks satisface plenamente estas necesidades. Ahora tenemos una red de alta capacidad, escalable, y con una tecnología que nos permite tener visibilidad de aplicaciones sin que el rendimiento se vea penalizado. Y todo ello de forma sencilla, y con una gran facilidad de gestión”