HP avanza en la automatización de la fabricación aditiva

HP celebra 50 años de presencia en España, cinco décadas de tecnología, y de compromiso con la innovación sostenible. 50 años marcados por la contribución al crecimiento económico del país, y desde donde se han escrito algunas de las líneas maestras de la evolución tecnológica de la compañía a nivel mundial. Una historia de innovación que parte de la fabricación de osciladores e instrumentos de medida y de laboratorio en 1971, de la primera calculadora programable del mundo en 1975 y los primeros ordenadores e impresoras, hasta el lanzamiento de tecnologías disruptivas basadas en la impresión 3D o microfluidos. Todo un viaje a través de la innovación que le ha permitido a HP liderar la transformación digital en España, y seguir ayudando a los usuarios y a las empresas a afrontar nuevos retos a los que se enfrenta nuestra sociedad.

 Pero si por algo se ha caracterizado HP durante este tiempo es por haber sido la mejor escuela de talento del sector TIC. Una escuela en la que se formaron grandes figuras que contribuyeron a hacer de HP la compañía que es hoy en España y por la que pasaron también muchas de los grandes nombres del sector TIC, que se formaron profesionalmente en HP. Personalidades como Enrique Lores, que desde sus inicios como becario en el departamento de ingeniería de HP, fue creciendo y adquiriendo los conocimientos y la experiencia que le han llevado a convertirse en el gran líder que es hoy como CEO de la compañía a nivel mundial.

Y es que HP, desde sus orígenes en España, ha contribuido a la riqueza económica del país como una de las principales compañías generadoras de empleo. En la actualidad cuenta con cerca de 2.500 empleados en España y ha sido reconocida como una de las empresas que mejor gestiona el talento. Asimismo, es un referente en cuanto a sus valores, que le han convertido en un icono que nació en un pequeño garaje en Palo Alto (California) donde dos ingenieros de Stanford crearon un producto que se convirtió en una empresa que dio origen a toda una industria; y cuyo propósito es el de crear un mundo mejor, más sostenible y justo a través de la tecnología. Un compromiso que se ha fortalecido en España durante estos 50 años y que está dejando un impacto positivo en las personas, en el planeta y en las comunidades donde opera. Una compañía capaz de atraer talento impulsado por una cultura diversa e inclusiva en todos los niveles de la organización, con una gran responsabilidad en la lucha contra las desigualdades en todas sus formas.

helena herrero presidenta de HP“Mantenemos intacto el espíritu emprendedor que dio origen a HP en aquel mítico garaje. Miramos hacia el futuro con el entusiasmo, con la pasión y con el propósito de seguir con nuestra misión de llevar a la sociedad la mejor tecnología y seguir aportando nuestra visión y valores al mundo en el que vivimos”, afirma Helena Herrero, presidenta de HP en el Sur de Europa. Y añade: “Hoy quiero agradecer a todos a aquellos que han formado parte de nuestra gran familia HP, a nuestros clientes, empleados y partners, por su confianza, y por darnos la fuerza y la inspiración para seguir “inventando” un mundo más conectado, más inclusivo y justo”.

 Más de 30 años exportando innovación al mundo

Quince años después de la llegada de HP a España, nacía la semilla de lo que sería el Centro Internacional de HP en Barcelona. En 1985, la compañía empezó sus operaciones en Terrassa y con tan solo 30 empleados empezaron a fabricar plotters de plumillas para todo el mercado europeo. Tres años más tarde, se contrataron a los dos primeros ingenieros de I+D y se empezaron a desarrollar impresoras juntamente con la sede de HP en San Diego (California). En 1990, el centro se trasladó al primer edificio del campus en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), y que recuerda claramente a un campus universitario de Silicon Valley. Un centro mundial con más de 12 negocios diferentes de la compañía, dos de ellos de responsabilidad mundial como son el negocio de impresión en 3D y Gran Formato.

Después de 36 años de actividad, el Centro Internacional de HP Barcelona se ha posicionado como referente mundial a nivel de tecnología, talento, creatividad, capacidad inventiva, internacionalidad y vocación de futuro, siendo unos de los campus más innovadores y relevantes de la compañía.

Innovación en el ADN

Desde 1988, cuando empezaron las primeras actividades de I+D, este centro no ha dejado nunca de innovar. En su historia podemos encontrar productos y soluciones que significaron un antes y un después en el mercado de las Artes Gráficas y 3D. Uno de los hitos más importantes fue en 2014, cuando la compañía marcó el inicio de la próxima revolución industrial con el anuncio de la disruptiva tecnología 3D HP MultiJet Fusion, innovación creada por los ingenieros del Centro de Barcelona, que permitía aumentar la velocidad de producción, creaba piezas funcionales y reducía el coste a la mitad, lo que habilitaba una transformación digital de las industrias mucho más rápida y eficaz.