G&D acaba de presentar una solución SIM integral que incluye en una sola tarjeta todas los formatos posibles que admiten los diferentes modelos de teléfonos móviles disponibles en el mercado. Se trata de una tarjeta 3 en 1 que es a la vez una SIM estándar clásica, Micro-SIM y, ahora también Nano-SIM.

Gracias a este producto, los operadores móviles sólo tienen que almacenar un único tipo de tarjeta en la central, la tienda o el centro logístico, para cumplir con las necesidades de cualquiera de sus clientes. G&D complementa este producto con su solución de gestión de suscripciones que se encarga de garantizar que cada usuario dispone de un perfil correcto en el chip de su tarjeta, ya sea usuario de pago o prepago.

Desde el punto de vista del cliente, que su operador use estas tarjetas significa que puede usar la misma tarjeta en cualquier terminal, y no tiene que especificar a su operadora qué tipo de teléfono tiene, ni solicitar un duplicado si cambia de móvil.

La tarjeta triple de G&D cumple con los formatos ID-1, de las tarjetas de crédito, 2FF, clásicas, 3FF, las micro-SIM, y 4FF, nano-SIM, la cual es ligeramente más fina que el resto del cuerpo de la tarjeta para cumplir con la normativa ETSI.

«Además, ya no es necesario que las operadoras tengan diferentes distintas versiones de cada formato de tarjeta. Eso pasó a la historia gracias a nuestra plataforma de gestión de suscripciones «AirOn» de G&D. Esta también simplifica el proceso de pedido de tarjetas SIM», apunta Carsten Ahrens, Group Senior Vice President de la División Server Software and Services 3S de G&D. “En dichas tarjetas SIM se preinstala además un cliente de gestión de suscripciones que permite a la plataforma OTA de gestión de suscripciones de G&D acceder a la tarjeta SIM y configurarla guardando en ella los datos de abonado del cliente”.