iphone-explota galaxy note
iphone-explota galaxy note

Lo del Galaxy Note 7 de Samsung le ha costado a la multinacional coreana la pérdida de millones de dólares. Más que la pérdida económica a la que Samsung puede hacer frente dada la diversificación de negocios en los que está presente (desde la electrónica, pasando por el sector petroquímico o el de la construcción naval, entre otros) , la pérdida de imagen que le ha producido el fallo en las baterías de su móvil estrella para los próximos meses, es brutal. Aunque con el paso del tiempo esa imagen negativa se irá diluyendo y el smartphone ya no se puede adquirir en ningún sitio, tampoco ayuda a su recuperación de imagen noticias como la de que la Administración Federal de Aviación de los EE.UU. considere que subir a un avión uno de estos terminales sea un delito contra la seguridad aérea, igual que si se sube un arma o cualquier objeto explosivo.

Lo del Galaxy Note 7 no es ni será la primera explosión de terminales móviles. Algún iPhone también ha explotado, aunque nunca ha fallado toda una misma línea de producto

Sin embargo, lo del Galaxy Note 7 no es ni será la primera explosión de terminales móviles. Son muchos los que alegan que la diferencia reside en que es la primera familia completa que tiene el mismo fallo. Tampoco. Compañías como Nokia o Toshiba ya tuvieron que cambiar baterías años atrás ante el riesgo de explosión. Incluso, una marca que presume de ser 100% fiable como Apple se ha visto salpicada también por «el misterio de los teléfonos explosivos». Sólo hay que investigar un poco en la web para darse cuenta que la explosión de terminales está a la orden del día. Y sí, los iPhone también están afectados, como puede verse en este vídeo, aunque nunca les ha fallado toda una línea de produto entera.