Factura electrónica en España: las pymes lideran su uso

La pequeña empresa ha registrado en 2021 un dato de emisión de factura electrónica del 32,83%, un 1,95% menos que en el ejercicio anterior. Por su parte, la mediana empresa  registra un porcentaje de emisión del 31,63% y un dato de recepción de factura de 23,90%.

La pequeña empresa encabeza por segundo año consecutivo la lista de empresas con mayor emisión y recepción de factura electrónica en 2021, así lo desprende el estudio realizado por Grupo Seres “Estudio comparativo del uso de la factura electrónica en España”.

“La factura electrónica es un elemento clave de la transformación digital y ofrece innumerables ventajas como la mejora de la gestión, derivada de una mayor agilidad, reducción de costes, automatización y transparencia”, explica Alberto Redondo, director de Marketing y Mass Market de SERES.

Factura electrónica en España

Haciendo un cómputo de los ámbitos B2B, B2G Y B2C, observamos que el volumen total de facturas electrónicas emitidas en España en 2021 ascendió a 296.469.689, lo que supone un incremento del 28,12% con respecto a 2020 y 55.738.642 facturas electrónicas más.

El uso de la factura electrónica en 2021 permitió el ahorro de más de 2.300 millones euros en costes de gestión, un 23,15% más respecto al ejercicio anterior, y evitó un uso de papel equivalente a 16.486 pinos.

Lo que supone un ahorro medioambiental que ha crecido un 27,20% respecto a 2020, ahorrando además un tiempo en horas de trabajo equivalente a 617 años laborables, un 19,80% más que el año anterior.

Según el “Estudio comparativo del uso de la factura electrónica en España” publicado por SERES, las PYMES lideran en el uso de la factura electrónica en España

Las claves: pandemia y transformación digital

La pandemia ha afectado a las empresas desvelando la importancia de la implementación de soluciones digitales que faciliten la cobertura entre empresas, aporten seguridad en los métodos de cobro y pago y mejoren la transparencia.  Muchas empresas han visto reducido su tamaño a causa de la crisis de modo que se han visto obligadas a acelerar su transformación digital.

Este auge de transformación digital viene dado en parte por el paquete de ayudas a la digitalización de pymes y autónomos impulsadas por la Unión Europea y el Gobierno de España, como son la ley “Crea y Crece” aprobada el 17 de diciembre de 2021 y las ayudas provenientes de los Fondos Next Generation de la Unión europea para el impulso de la digitalización de las pymes con la ayuda Kit Digital.

A pesar del avance en la transformación digital del tejido empresarial en España, queda camino por recorrer hasta conseguir que estas soluciones digitales estén totalmente integradas en las empresas y en la sociedad de modo que se consiga una mayor competitividad y optimización de los procesos de cobertura entre empresas.

>