EPSON PaperLab ecovadis
EPSON PaperLab ecovadis

Epson se ha reservado para CeBit el que puede ser uno de los anuncios más importantes de este certamen recién inaugurado en la localidad germana de Hannover. Se trata de PaperLab,  el primer sistema  de reciclado de papel para oficina del mundo. Estará disponible en Europa en otoño del próximo año, permitiendo a las empresas producir miles de hojas nuevas a partir de papel usado, de forma segura y sin utilizar agua. El sistema es capaz de crear una hoja nueva en tres minutos. Y, a partir de ese momento, 12 hojas por minuto y 720 hojas por hora.

Ernest Quingles, CEO de Epson Francia, España y Portugal, y Vicepresidente Business Sales Epson EMEA, en declaraciones a un grupo de periodstas españoles invitados al evento, destacó : “Como parte de nuestro firme compromiso con la sostenibilidad, Epson ha establecido su Visión Medioambiental 2050, a través de la cual queremos ser capaces de reducir un 90% las emisiones de CO2 a lo largo de todo el  ciclo de vida de nuestros productos y servicios en el año 2050. En este sentido, apostamos por la innovación tecnológica como eje impulsor del desarrollo de nuevos productos eco-sostenibles, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas y contribuir al progreso social. Queremos ser el partner tecnológico para Activar el cambio ayudando a las empresas y a los ciudadanos a utilizar tecnologías que promuevan entornos sostenibles”.

“Con el lanzamiento de PaperLab, Epson refuerza su compromiso con el desarrollo de tecnologías innovadoras y respetuosas con el medio ambiente, diseñadas para transformar los hábitos y  prácticas en el lugar de trabajo. PaperLab permite reciclar papel usado dentro de la propia oficina mediante un proceso en seco, con lo que se crea un ‘ecosistema’ que reduce las emisiones de CO2; aumenta el ahorro en la logística de recogida de residuos; garantiza la eliminación segura de documentos confidenciales, y ahorra agua, en comparación con las grandes cantidades de líquido utilizadas en procesos de reciclado tradicionales”, señaló el presidente mundial de Epson, Minoru Usui.

PaperLab está disponible en Japón desde hace unos meses y, según ha desvelado Epson, está previsto comercializar el sistema en Europa en otoño del año 2018. Aprovechando su participación en esta importante cita internacional, la marca japonesa ha presentado también su nueva gama de impresión de alta velocidad WorkForce Enterprise, llevando las impresoras de inyección de tinta para entornos business a un nivel superior, con equipos ultrarrápidos y eco-eficientes.

PaperLab está disponible en Japón desde hace unos meses y, según ha desvelado Epson, está previsto comercializar el sistema en Europa en otoño del año 2018

Capaces de imprimir hasta 100 páginas por minuto, las nuevas impresoras WorkForce Enterprise garantizan el rendimiento medioambiental de la tecnología de inyección de tinta.  Sus elevados niveles de eficiencia y productividad se alineancon la visión de Epson de liderazgo del mercado de inyección de tinta para entorno business que, según datos de IDC, crecerá a un ritmo del 10% anual hasta 2020.

Con el fin de mejorar las prestaciones de sus equipos, Epson ha incorporado a las nuevas WorkForce Enterprise innovaciones originales entre las que se incluyen un cabezal de impresión autorreparable para eliminar efecto banding (impresión en líneas discontinuas) así como un sistema electrostático de arrastre de hojas, para mantener la calidad a velocidades de impresión elevadas. Esta nueva tecnología ofrece una reducción del consumo de energía de hasta un 96% en comparación con su equivalente láser, y en comparación a éstas, no requiere de toma de corriente especial.

Europa es un mercado clave para Epson, por ello, en línea con la estrategia ‘Epson 25’, la multinacional japonesa ha puesto en marcha “un plan global de inversiones de 75 millones de euros en la región, con el fin de impulsar nuestra actividad en áreas punteras como el Internet of Things, la impresión de inyección de tinta, la robótica, la tecnología wearable o la realidad aumentada”, concluyó  Ernest Quingles.