Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

Enterasys renueva su estrategia en redes inalámbricas

Enterasys ha anunciado su nueva estrategia tecnológica en redes inalámbricas que se caracteriza fundamentalmente por la eliminación de los controladores WIFI. Bajo el nuevo estándar 802.11n, la utilización de controladores por cuestiones de  seguridad, de gestión de tráfico o de incorporación de nuevas funcionalidades supone una limitación inaceptable para el despliegue de la red. Es más, estos controladores son en la mayoría de los casos un cuello de botella en la red y una limitación para el cliente.

La nueva estrategia tecnológica de Enterasys en redes WLAN elimina esa restricción desde su diseño, permite sacar el máximo partido al nuevo estándar 802.11n y dar el salto a la siguiente generación de redes WIFI. Las redes WIFI de Enterasys no requieren controlador para controlar el tráfico.

Además, la infraestructura WIFI de Enterasys está completamente integrada dentro de la arquitectura Secure Networks, la única solución unificada y global de control de acceso y seguridad en red. Por esto y por los aspectos de seguridad, Enterasys ofrece la única infraestructura WIFI del mercado que es una alternativa real a las redes cableadas en la actualidad.

¿Por qué los controladores son un handicap a superar en redes 802.11n?

Con la aparición del estándar 802.11n, las tecnologías WIFI se encuentran por primera vez en un punto de inflexión donde los servicios que se pueden ofrecer a un usuario inalámbrico son de la misma capacidad que los que recibe un usuario conectado por cable. Sin embargo, desplegar este nuevo estándar en arquitecturas WIFI tradicionales centralizadas, basadas en controladores, supone limitar en cantidad y calidad los servicios que se pueden ofrecer a través de la red.


La razón tiene que ver con el número de puntos de acceso que un controlador puede gestionar en condiciones óptimas. Con el estándar anterior 802.11b, en la mayoría de los casos, el modo óptimo de desplegar la red WIFI era mediante controladores que centralizaran los procesos de conmutación de tráfico, encriptación y filtrado, ya que con un enlace Gigabit se podía dar servicio a un mínimo de 40 puntos de acceso y un máximo de 200.


Esto cambia radicalmente en el mundo 802.11n. Las prestaciones de los nuevos puntos de acceso (500Mbp o más por punto de acceso, utilizando la tecnología más avanzada) hacen que un controlador con un enlace 1Gbps solo pueda gestionar, ofrecer servicios y filtrar tráfico a dos puntos de acceso. Dicho de otro modo, para poder gestionar en condiciones óptimas 40 puntos de acceso se necesitarían 20 controladores o dos controladores con 10 puertos de 10Gbps. Con estas escalas,  los despliegues basados en controladores WIFI tal como se entienden hasta ahora son inviables.


¿Qué alternativa propone Enterasys?

Como comenta Salvador Ferrer, director técnico de Enterasys en España, “Las redes WIFI de cuarta generación requieren replantear la función del controlador. El controlador WIFI tal como lo hemos entendido hasta ahora está muerto. Una red WIFI moderna no puede asociar en el mismo dispositivo la oferta de servicios, la gestión y el control de tráfico”.


Para hacer de 802.11n una alternativa viable y equiparable a las conexiones cableadas en cuanto a servicios y ancho de banda, hay que cambiar completamente el concepto y diseño de la red inalámbrica. Del mismo modo que las redes LAN han separado las funciones de gestión del tráfico y control de la red, las redes inalámbricas deben seguir sus pasos y replantear la función del controlador, que ya no puede ser el elemento central de gestión de tráfico y servicios.


Enterasys propone una arquitectura de red WIFI donde las funciones de filtrado, conmutación, QoS, gestión de ancho de banda, etc. estén distribuidas, de modo que se pueda lograr la escalabilidad óptima que requieren las redes 802.11n. El controlador debe proporcionar los servicios de gestión de red que permitan gestionar y configurar una red de miles de dispositivos activos, pero no puede ser nunca más el elemento de encriptación, aplicación de políticas de filtrado, priorización, etc.


Arquitecturas WIFI de cuarta generación de Enterasys


Enterasys entiende la arquitectura de las redes WIFI de cuarta generación de la misma forma que la red cableada, donde las funciones de conmutación y filtrado de tráfico están distribuidas en todos los elementos de la red.


Enterasys ofrece una arquitectura WIFI distribuida, en la que los mecanismos de filtrado y autenticación avanzados están incorporados en los conmutadores. Enterasys es el único fabricante LAN-WLAN con una arquitectura unificada de servicios LAN/WLAN y esto es posible gracias a la flexibilidad de su arquitectura WIFI que permite replicar en la red WLAN los mecanismos de filtrado autenticación, QoS y gestión de ancho de banda, para que el controlador WIFI no actúe de cuello de botella.


La avanzada arquitectura de red WIFI de Enterasys proporciona velocidades comparables LAN-WLAN y un repositorio de autenticación y servicios unificados en la red WLAN y LAN, con prestaciones de red de cable en ambas redes, mediante la distribución de estas tareas en todos los switches y APs de la red. El valor de la solución de Enterasys se encuentra en ofrecer la red WIFI más rápida del mercado, con unas capacidades que la hacen equivalente a la red LAN a nivel de conectividad, velocidad y servicios, sin por ello reducir la gestionabilidad de la red WIFI. Simplemente reposiciona el controlador en las tareas off-band en las que aporta valor y no compromete el rendimiento, tales como la gestión de la red, control de fallos, proxy de autenticación, etc.

Deja un comentario

Scroll al inicio