Según prevé COMPUWARE, el incremento del mercado del rendimiento de las aplicaciones en los próximos 5 años será exponencial en nuestro país. Según la compañía, ello es debido, fundamentalmente, a la eclosión de los nuevos entornos cloud, así como a la dependencia que actualmente tienen la gran mayoría de los negocios de un correcto funcionamiento de sus aplicaciones.

 Según los últimos datos de la compañía, el entorno cloud computing, incluyendo SaaS (software as a Service), generará un mercado de 12.500 millones de euros en todo el mundo en 2013, lo que significa que crecerá a un ritmo anual del 24%, desde los 6.500 millones de euros con los que cerrará 2010.

 Si se excluyen los ingresos generados por SaaS, el mercado cloud pasará de los 730 millones de euros en 2010, a los 2.900 millones de euros en 2013, con un crecimiento interanual del 60%. Para Compuware, el almacenamiento, que actualmente supone el 40% del negocio en este entorno, será el que experimente una mayor demanda en los próximos años.

 Compuware quiere aprovechar su posición actual, como único proveedor del mercado capaz de monitorizar el rendimiento de las aplicaciones, tanto dentro como fuera de las compañías, para convertirse en uno de los líderes mundiales de este mercado. A ello, hay que añadir que la compañía no sólo muestra a los responsables de tecnología qué rendimiento están teniendo las aplicaciones del negocio, sino que además lo hace desde el punto de vista de sus usuarios, e independientemente del dispositivo desde el cual estén accediendo.

 Cabe recordar, que en un reciente estudio de la compañía, las grandes empresas europeas admitían una media de pérdidas de 608.000 euros al año debido a problemas de rendimiento con sus aplicaciones basadas en cloud computing, tales como sitios de e-commerce y aplicaciones de negocio basadas en Internet. El estudio también descubrió que el 57% de las organizaciones están ralentizando o frenando la adopción de aplicaciones cloud hasta que no se ofrezcan mayores garantías de buen rendimiento.

 Para María José Talavera, directora general de COMPUWARE en España, “tenemos una tecnología única y en un momento de profundo cambio de las infraestructuras tecnológicas y de los hábitos de los usuarios y que se ha traducido en que las empresas se han encontrado con un nuevo factor hasta ahora poco contemplado en su estrategia competitiva, su capacidad tecnológica para dar un excelente servicio a sus clientes”.

 Según María José Talavera, esta nueva coyuntura ofrece a Compuware una oportunidad de crecimiento muy importante gracias a su gama de soluciones Vantage integrada con la tecnología de la empresa Gomez, adquirida por Compuware el pasado año. Esta tecnología permite conocer qué experiencia está teniendo un usuario en cualquier parte del mundo, a través de cualquier tipo de dispositivo, a la hora de acceder o interactuar con una aplicación.

 Otra de las grandes áreas sobre las que Compuware prevé que descansarán las infraestructuras tecnológicas de las empresas es el entono mainframe, que lejos de pensar que decrece, crecerá a un ritmo del 15% en los próximos años. Actualmente, en este tipo de entornos hay instalados actualmente más de 14 millones de MIPS, por lo que la seguridad de los datos, así como la disponibilidad de profesionales capaces de gestionar estos entornos, son los dos retos a los que se enfrentan actualmente las empresas.

 Según Gartner, Compuware tiene una cuota de participación de este mercado de un 54,4%, frente a una participación del 22,1% de la siguiente empresa en la lista. Para María Jose Talavera, “el entorno mainframe es para nosotros de vital importancia. Tenemos un fuerte compromiso con los clientes que trabajan con esta arquitectura, que además se enfrentan a retos muy importantes, tales como la sustitución de los profesionales que se empiezan a jubilar y la consecuente necesidad de sustituirlos por nuevas generaciones”.

 “A este respecto –añade Talavera-, ahora mismo estamos trabajando en soluciones capaces de convertir, por ejemplo, interfaces de usuario propios de estos entornos a entornos gráficos e intuitivos, acordes a los actuales, lo que se traduce en un incremento de la productividad, una reducción de los costes y facilita el reto que supone la jubilación de los profesionales que empezaron en este entorno hace 30 años”. 

 Por último, la tercera área de la estrategia de Compuware estará basada en las soluciones para alinear las inversiones de las empresas en TI con las necesidades del negocio y en la gestión de sus costes, a través de su solución Changepoint. Según Talavera, “la tecnología se ha convertido en un factor crítico para los consejos de administración de las empresas. Llegar a tiempo al mercado con un producto o poder reaccionar ante un movimiento imprevisto de la competencia depende en gran medida de su capacidad tecnológica. Una vez que una empresa ha decidido hacer una inversión en tecnología para afrontar un reto de mercado –continúa diciendo María José Talavera -ha de hacerlo rápidamente, extender su uso a través de toda su comunidad de usuarios, y obtener un ROI casi inmediato. En Compuware conocemos estas necesidades y vamos a asegurar a nuestros clientes que obtienen el máximo valor de sus inversiones en TI”.

>