edge computing pruebas 5g alta frecuencia zte aplicaciones 5g

La creación de nuevas redes basadas en la infraestructura perimetral está revolucionando el sector e impulsando la innovación, en lo que tiene mucho que ver la inminente llegada del 5G y distintas redes de datos, que fundamentan su avance en la nube, y que los expertos están convencidos conllevará importantes beneficios.

La computación perimetral, que como decimos, está en la base de las nuevas tecnologías de redes de datos, asegura la descentralización, permitiendo llevar los servicios de comunicación e informáticos donde sean más necesarios, y que resulta capital para desarrollar el 5G con efectividad, ya que su implementación necesita de esa descentralización y una diversificación mucho mayor que la vigente hasta la fecha.

Los técnicos han bautizado como Telco Edge a toda esa nueva arquitectura tecnológica necesaria para hacer realidad las redes perimetrales. Igualmente, están convencidos que el desarrollo de la nube perimetral se dará a la vez que se instaura la nueva red móvil 5G Standalone prevista para 2021.

Los técnicos han bautizado como Telco Edge a toda esa nueva arquitectura tecnológica necesaria para hacer realidad las redes perimetrales

La idea es que todas las infraestructuras, redes y servicios perimetrales trabajen en armonía y en conjunto. La nueva arquitectura TI de comunicaciones y nube implica cuatro categorías: por un lado las empresas, por otro las compañías que dan servicios de telefonía, las tecnologías operativas, y por último los entornos IoT.

Los expertos creen que el progreso y éxito de estas tecnologías depende del uso de redes de micro centros de datos, de alta capacidad y baja latencia, por otro lado que el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones (ETSI) cree el marco básicopara la computación perimetral de acceso múltiple (MEC), e igualmente sería necesario fusionar las tecnologías de computación en la nube con plataformas y fórmulas de negocio online para generar un hábitat de nube edge multiinquilino, y por último, hay que señalar que al tener los recursos informáticos y de almacenamiento más distribuidos que antes, bajará exponencialmente el tráfico de datos en los centros principales, produciendo un mayor avance de nodos que hasta la fecha habían resultado secundarios, lo que conlleva la reducción de la sobrecarga en equipos centrales, que les alarga su vida útil y permite un enorme aprovechamiento de la TI distribuida.

Los técnicos también apuntan que utilizar o contar con dispositivos SD-WAN inalámbricos, y transportes habilitados para SDN, junto al uso del IoT de escala, son la clave para desarrollar correctamente las infraestructuras de telecomunicaciones del futuro.

>