Comunidad de CIOs Revista Byte TI | Noticias tecnología

Únete a la Comunidad de Directivos de Tecnología, Ciberseguridad e Innovación Byte TI

Encontrarás un espacio diseñado para líderes como tú, donde podrás explorar tecnologías emergentes, compartir estrategias y colaborar en soluciones de vanguardia

centros datos

Los centros de datos expuestos ante la llegada de las olas de calor

El cambio climático está avanzando rápidamente, llevando al planeta a experimentar temperaturas cada vez más extremas. Este calentamiento global intensifica las olas de calor en verano, haciéndolas más frecuentes y prolongadas. Un claro ejemplo de esto ocurrió en julio y agosto de 2023, cuando se registraron récords de altas temperaturas en diversas partes del mundo, incluyendo España.

Las olas de calor no solo representan un peligro para la salud humana, sino también para la operatividad de las infraestructuras digitales, especialmente los centros de datos. Estos centros son cruciales para el funcionamiento de numerosas actividades empresariales y transacciones digitales en la actualidad.

Por esta razón, fibratel, a través de su unidad de centros de datos fdata, hace un llamado a las empresas y operadores de centros de datos para que fortalezcan su infraestructura y puedan enfrentar estos desafíos climáticos.

En este sentido, Diego Fernández, director de operaciones de la unidad fdata, advierte que “para garantizar un óptimo funcionamiento de la infraestructura de un CPD se debe mantener entre los 18 y los 23 grados y, si se superan los 25 la instalación puede verse afectada. Este aumento puede producirse cuando la temperatura exterior aumente a más de 40ºC si el CPD no ha sido diseñado de forma correcta, por lo que todo tiene que estar preparado desde la fase de diseño, para que, cuando lleguen estas subidas de temperatura, no impacten en las operaciones”.

Centro de datos y calor

De acuerdo con una empresa especializada en diseño e instalación de centros de datos, uno de los riesgos más críticos es el sobrecalentamiento de los equipos. Esto puede perjudicar su rendimiento, ocasionar fallas o incluso llevarlos a la inactividad, lo que resultaría en pérdidas económicas para las empresas y daños reputacionales para los operadores de las instalaciones.

Además, es importante considerar el incremento en el consumo de energía y recursos necesarios para mantener los equipos refrigerados. Las instalaciones deben estar adecuadamente preparadas para evitar interrupciones en el suministro de energía, que podrían causar fallos masivos en los centros de datos (CPD). Es esencial verificar el correcto estado y funcionamiento de los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) y generadores para asegurar su activación en caso de emergencia.

Los especialistas de fibratel también advierten que el riesgo de incendios aumenta significativamente durante las olas de calor, lo que eleva el peligro para estas infraestructuras.

Un CPD preparado para enfrentar temperaturas extremas

La unidad de centros de datos de fibratel subraya que cualquier problema potencial en estas instalaciones críticas, como las olas de calor, debe considerarse desde la fase de diseño. Cada diseño debe ser único y adaptado a las condiciones específicas del entorno y las necesidades del cliente, garantizando los más altos estándares de funcionamiento. Factores como la ubicación, refrigeración, energía, seguridad física y digital, y tolerancia a fallos deben ser cuidadosamente evaluados.

La anticipación es fundamental. Dado que España enfrenta episodios de calor extremo cada verano, es crucial contar con un plan de acción para reaccionar de manera rápida, organizada y eficiente. Este plan debe incluir la evaluación de riesgos, respuestas para distintos escenarios y formación del personal. Asimismo, es aconsejable proporcionar ejemplos concretos de acciones a seguir en cada situación.

Finalmente, los expertos destacan la importancia de contar con sistemas de monitorización y análisis en tiempo real para supervisar el estado de los componentes del centro de datos. Detectar aumentos anómalos de temperatura permite tomar medidas preventivas para evitar problemas mayores. Además, el análisis de datos históricos es clave para predecir cambios bruscos de temperatura y mejorar la gestión de estos incidentes.

Deja un comentario

Scroll al inicio