Hisilicon Balong

Un 44% de empresas cuenta con oficinas distribuidas, empresas con sedes centrales y otras subsidiarias o periféricas. La comunicación entre ellas y el análisis de los datos entre todas es complicado. Por ello EMC ha sacado al mercado una solución basada en software para que sea totalmente funcional y sea capaz de trabajar con una solución hardware. El software periférico es funcional y permite realizar análisis con hadoop y compartir los datos con una solución central.

Se trata de la próxima generación de sus soluciones de Data Lake Isilon Scale-out NAS, que incluyen nuevos productos, funcionalidades y capacidades que permiten a las empresas escalar e integrar fácilmente tanto las sedes remotas o delegaciones, como las nubes públicas. Los nuevos productos, –Isilon SD Edge, la próxima generación de Isilon OneFS e Isilon Cloud Pools – perfeccionan el Data Lake al permitir que los datos no estructurados estén disponibles no sólo en el datacenter, sino también en ubicaciones distribuidas del mismo tales como oficinas remotas e  incluso en la nube. Diseñadas para ofrecer un Data Lake más eficiente, las nuevas soluciones de EMC Isilon consolidan múltiples cargas de trabajo y permiten a los usuarios acceder y analizar los datos dondequiera que se encuentren.

Tres grandes tendencias están transformando la empresa. En primer lugar, las empresas son cada vez más globales y cuentan con entornos de trabajo más distribuidos. En segundo lugar, el volumen de datos no estructurados está creciendo rápidamente, se duplica cada dos años, lo que aumenta la necesidad de gestionar los datos de manera eficiente y al mismo tiempo obtener todo el valor de la información donde quiera que se genere. Por último, la nube híbrida se ha convertido en la opción por excelencia para los clientes para ejecutar de manera más eficaz parte de las cargas de trabajo de sus centros de datos.

La estrategia de Data Lake 2.0 y los mencionados lanzamientos de EMC son fundamentales para la gestión de estos desafíos. Los primeros despliegues de Data Lake se limitaban a integrar sólo fuentes de datos disponibles dentro – o en las proximidades – del núcleo del datacenter. Ahora hay una creciente necesidad de que el Data Lake 2.0 pueda ampliarse y ser capaz de gestionar datos no estructurados de una manera sencilla y coherente no sólo en el datacenter, sino también en las delegaciones y en la nube.

Almacenamiento definido por software eficiente en entornos distribuidos

EMC IsilonSD Edge es una nueva solución definida por software diseñada para simplificar la gestión de datos en oficinas remotas o delegaciones de una forma rentable. Las ubicaciones remotas siempre han tenido los inconvenientes del alto coste, la baja capacidad, la complejidad de la gestión, los formatos conflictivos y la gobernanza irregular. Esto ha afectado a la productividad de los profesionales de la información en estas localizaciones, así como a su capacidad para ver y gestionar datos. IsilonSD Edge es una oferta definida por software 100% que se ejecuta en hardware commodity. IsilonSD Edge soportará VMware ESX y estará totalmente integrado con VMware vCenter para facilitar su gestión. IsilonSD Edge no sacrifica ninguna de las capacidades del sistema operativo OneFS y dará soporte a todos los servicios de datos y protocolos, a la vez que escala hasta 36TB, replicando datos sin fisuras y distribuyéndolos desde el núcleo. IsilonSD Edge será gratuito para uso no productivo y con licencia por clúster para su uso en producción.

Optimización del datacenter con la nueva generación de OneFS

Además de ampliar el Data Lake hasta ubicaciones remotas, EMC también está optimizando el Data Lake en el datacenter a través del nuevo sistema operativo de próxima generación Isilon OneFS. Esta oferta está diseñada para mejorar la capacidad de recuperación, simplificar la gestión, aumentar la eficiencia y proporcionar operaciones continuas en data lakes masivos. Una mejora clave es el soporte total de actualización no disruptiva (NDU). OneFS ha soportado NDU para distribuciones menores de código, y ahora funciona con todas las distribuciones mejorando la elasticidad del Data Lake. Un  lago de datos más resistente y persistente contribuirá a evitar tiempos de inactividad para usuarios y para cargas de trabajo de aplicaciones durante las actualizaciones más importantes.

La próxima generación de OneFS también cuenta con funcionalidades flexibles de reversión de actualización de software que permitirán a los clientes restaurar sus entornos de aplicaciones o de usuarios finales a un estado previo a la actualización según se requiera. Estas capacidades ofrecen a los administradores de infraestructuras opciones personalizadas para garantizar una experiencia de usuario fluida y un tiempo de actividad sin interrupciones para entornos críticos.

Ampliación a la nube con CloudPools

Además de las soluciones dirigidas al datacenter y a las sedes remotas, EMC también está ofreciendo EMC CloudPools, una nueva aplicación de software para la línea de productos Isilon que permitirá a Isilon  llegar a nubes públicas, privadas e híbridas. Gran parte de los datos en la empresa son «datos fríos», datos que se usan con poca frecuencia pero que deben conservarse a efectos regulatorios y de cumplimiento. CloudPools permitirá a Isilon acceder a  los datos de forma nativa sin perder el control  interaccionando con nubes públicas como Amazon Web Services, Microsoft Azure o Virtustream y sin necesidad de un gateway. CloudPools también permite la extensión del centro de datos a plataformas como EMC Elastic Cloud Storage (ECS) e Isilon para la implementación de una cloud privada. Isilon amplía su funcionalidad a la nube para garantizar el acceso a los datos independientemente de su ubicación. Cuando el dato se sitúa en la nube se cifra en el tránsito y se comprime para garantizar la seguridad de los datos. Esto permite a las organizaciones extender sus data lakes para  aprovechar la capacidad de la nube a gran escala mientras que garantiza un acceso y gestión consistente y simplificado de la nube.