red hat
red hat

Red Hat es uno de los principales contribuidores al mundo OpenStack. Es, además, una de las pocas compañías que posee un portfolio completo basado en tecnología Open Source de nivel empresarial. Las ventajas de todo ello son claras: reducción de costes y agilidad empresarial. Para hablar de todo ello, BYTE TI se encontró con Radesh Balakrisnan, General Manager de Red Hat OpenStack.

Manuel Navarro Ruiz

¿Cuáles son los avances que se están produciendo en el mundo cloud? ¿Es realmente la nube híbrida la solución para las empresas?

Claramente sí. Las empresas tienen dos presiones con las que están trabajando de forma habitual: reducción de costes y agilidad. Esto se produce porque ahora los competidores no están únicamente en su entorno de negocio, tienen competidores que vienen de diferentes sectores y entran en su espacio. Mira por ejemplo, Uber o Air BnB. La nube pública es muy eficiente pero no todas las organizaciones parecen dispuestas a moverse a ese entorno por motivos de control, seguridad o privacidad. Por eso el 90% de nuestros clientes decide ir hacia la nube híbrida. Con nosotros además lo hacen de una forma sencilla y con tecnología Open Source Empresarial, que les evita el lock-in abusivo de algunas alternativas propietarias.

¿Por qué su propuesta de cloud híbrida pasa por Red Hat OpenStack?

Red Hat OpenStack es un elemento esencial de nuestra propuesta, aunque no es el único elemento. La primera respuesta es fácil: porque es lo que los clientes necesitan. Pero además cuando los clientes van a la nube, toda la innovación que existe en la capa de infraestructura así como en la capa de aplicaciones está basada en tecnologías Open Source. Para que el cliente pueda acceder a toda esta innovación nosotros le damos un portfolio Open Source muy completo que va desde el almacenamiento definido por software con Red Hat Storage, pasando por IaaS con Red Hat OpenStack o PaaS con Red Hat OpenShift y finalizando por la gestión de la nube híbrida con Red Hat CloudForms.

¿Tiene algún ejemplo de cliente?

Claro, muchos. Por ejemplo Fico, una de las principales agencias de crédito en EE.UU. Esta empresa quería evolucionar y pasar de ser una agencia de crédito a ser una compañía de análisis de datos. Dado que tenían muchos datos de clientes podían hacer esta transformación de su negocio. Así que construyeron su nube bajo un modelo DevOps, con Red Hat OpenStack en la capa de infraestructura por debajo, por encima con Red Hat OpenShift como plataforma como servicio (PaaS) y gestionado con Red Hat CloudForms. Las ventajas principales de apostar por esta serie de tecnologías fueron una reducción del 50% en el desarrollo de la solución y un 30% menos de costes si se compara con soluciones propietarias. Y en España estamos consiguiendo éxitos similares en empresas de distintos sectores: banca, telco, utilities, aseguradoras, gran consumo… …es una tendencia de mercado.

¿Cuál es la relación entre Big Data y Cloud?

Cuando te fijas en la infraestructura cloud se ven dos tipologías de uso. Una son las aplicaciones que denominamos verdes, esto es, nuevas aplicaciones que se están escribiendo como pueden ser aplicaciones de analytics o aplicaciones móviles. Otras son aplicaciones marrones, que son propietarias con grandes costes de migración, etc. Big Data se encuentra en la parte verde. Todos los datos son importantes porque permite a las empresas diferenciarse de sus competidores y en este contexto Red Hat OpenStack representa la plataforma perfecta para realizar cualquier implementación de Big Data, porque los datos en cualquier compañía van a ir incrementando de forma exponencial y nuestra solución de Red Hat OpenStack permite ir escalando según aumenten las necesidades del cliente. En definitiva, Big Data y Cloud son dos caras de una misma moneda porque la única forma que tiene una compañía de crecer en el mundo de Big Data es mediante la tecnología en cloud.

¿Cuál es su posición en OpenStack?

Nosotros abordamos OpenStack desde tres perspectivas. La primera es continuar siendo uno de los principales contribuidores a OpenStack. Nuestra principal característica dentro del proyecto OpenStack es que algunas compañías se centran en un único proyecto mientras que nosotros tenemos una presencia destacada en todos los principales proyectos que componen OpenStack, que son muchos.

La segunda perspectiva es el trabajo que hacemos para estabilizar OpenStack, paquetizarlo, documentarlo, darle ciclos de vida largos que permitan una continuidad y tranquilidad en los clientes empresariales, con SLAs de soporte técnico adecuados, con un ecosistema certificado…, mientras seguimos trabajando en el roadmap en base a las necesidades de nuestros clientes y en equipo con las comunidades de código abierto. Es decir, hacemos Red Hat OpenStack consumible por la empresa, sin problemas.

Finalmente, aparte del trabajo que hacemos alrededor de Red Hat OpenStack como tecnología y como producto, hacemos mucho trabajo para que el ecosistema y nuestros clientes lo puedan consumir con facilidad y con tranquilidad. Hacemos mucha formación, transferencia de conocimiento a empresas de canal y de servicios que puedan ayudar a los clientes, y nos involucramos directamente con nuestra consultoría cuando es necesario.

Hablemos de transformación digital. ¿Cuál es la filosofía de Red Hat en este sentido? ¿Por qué es importante para las organizaciones?

Podemos denominarlo transformación digital o de otra forma, pero sólo hay una realidad. Volviendo al principio, de lo que se trata en cualquier organización es de ser ágil y reducir costes. Esto quiere decir que hay que transformar cómo se trabaja con la tecnología, cambiar los procesos internos y mejorar la forma en la que los empleados trabajan conjuntamente. Resumiendo: Empleados, procesos y tecnología tienen que cambiar. No se trata de una cuestión de si una organización tiene que cambiar sino de cuándo va a cambiar.

En este contexto el open source empresarial ofrece un conjunto de soluciones perfectas para poder realizar esta transformación digital, que va a ser obligatoria para todas las empresas.