centralitas virtuales, comunicaciones en la nube y telefonía IP
centralitas virtuales, comunicaciones en la nube y telefonía IP

Las centralitas virtuales se han consolidado como la alternativa más eficiente para la gestión telefónica en las empresas por la particularidad de contratarse bajo la modalidad cloud computing. Esto significa que no es necesaria la compra de equipamiento, software ni inversión adicional. Además, el consumo se adapta a las necesidades específicas de cada empresa.

Probablemente debido a la falta de información, la mayoría de las empresas siguen optando por la instalación de centralitas telefónicas tradicionales y estas no representan ninguna ventaja frente a las virtuales. Todo lo contrario. Una centralita virtual es más económica que las centralitas tradicionales en instalación, mantenimiento y facturación de llamadas. De hecho, se podría decir que una centralita tradicional es un dinosaurio al que la empresa dedica ingentes cantidades de dinero en alimentar sin obtener prácticamente ninguna ventaja a cambio.

Las centralitas virtuales se han consolidado como la alternativa más eficiente para la gestión telefónica en las empresas

Y todo gracias a la telefonía IP

La Telefonía IP es el servicio telefónico que integra voz y datos en una red basada en protocolo IP. Explicado de un modo todavía más sencillo, es un teléfono o centralita que además de nuestra voz nos permite enviar y recibir datos. Y ahí radican las ventajas de la telefonía IP.

Esta integración de datos y voz se realiza gracias a la tecnología VOIP (Voz sobre IP)  y los datos que se puede recibir y enviar gracias a la telefonía IP van desde emails, fax, video, mensajería instantánea y cualquier tipo de datos digitalizados.

Al utilizar protocolos IP los costes de comunicación se reducen de manera ostensible y, de media, una empresa que utiliza un sistema de telefonía IP reduce su factura de teléfono más de un 40%.

Antes, si nuestra empresa necesitaba de una centralita telefónica, se veía obligada a adquirir un complejo sistema que utilizaba líneas de teléfono tradicional para realizar las llamadas. Los equipos solían ser bastante caros, así como el mantenimiento y las facturas de teléfono.

Y apareció la nube

Con la aparición de la tecnología VoIP las centralitas tradicionales dieron paso a las centralitas IP y el siguiente paso fue el desarrollo de una centralita con la que ahorramos al máximo ya que ni siquiera necesitamos una centralita física ni realizar costosas instalaciones en nuestra empresa, ni costosas tareas de mantenimiento; las centalitas virtuales.

El motivo de que el sistema resulte tan económico es que una centralita virtual es básicamente software, se encuentra almacenado en la nube y el proveedor del servicio se encarga de ponerlo en servicio y del mantenimiento con el mínimo coste.

Las limitaciones de las líneas telefónicas tradicionales se han visto ampliamente superadas por la tecnología de la telefonía IP y con la alternativa de albergar el software necesario para las comunicaciones IP en la nube, las posibilidades se han disparado  abaratando costes y permitiendo a pequeñas y medianas empresas acceder a sistemas de comunicación económicos y potentes que cubren todas las necesidades de sus negocios con herramientas como las locuciones de bienvenida, los menús de opciones para redirigir las llamadas, las transferencias de llamadas, las colas de espera, grabación de las conversaciones y un larguísimo etcétera que redunda en una gestión eficiente que permite a la empresa mejorar su atención telefónica, aumentar las ventas y fidelizar al cliente.

Más que llamadas telefónicas

Cualquier negocio necesita estar conectado con proveedores, clientes y socios. Entre los propios trabajadores y departamentos de la empresa es necesario un sistema de comunicación que optimice la productividad del equipo y, en la era de las comunicaciones, el teléfono ya no es suficiente.

Enviar y recibir documentos o realizar presentaciones por videoconferencia son tan solo algunas de las posibilidades que ofrece la tecnología en telecomunicaciones actual y que ya se han convertido en necesidades para cualquier empresa que pretenda marcar la diferencia.

Todas estas ventaja son las que han convertido a las centralitas virtuales en la primera opción para todo tipo de empresas en todo el mundo. Aunque en sus inicios los principales consumidores de este tipo de tecnología han sido las PYMES o emprendedores que necesitan optimizar al máximo la inversión con un sistema perfectamente operativo, hoy las grandes empresas están trasladando su sistema de comunicaciones a la nube hasta el punto que potentes sistemas de atención al cliente y telemarketing se han pasado a la nube con los call center virtuales.