Blackberry ha logrado transformar los números rojos en negro. Tal y como ha anunciado el máximo directivo de la compañía, John Chen, la firma logro un un exiguo beneficio de 28 millones de dólares en el último trimestre del año, aunque comparadas con las pérdidas de mas de 400 millones del mismo periodo del año anterior supone un claro avance en las cuentas de la compañía. Sin embargo los ingresos fueron de 660 millones de dólares lo que no cubrió las expectativas de los analistas e inversores que esperaban una cifra cercana a los 800 millones de dólares.

De las cifras de facturacón y como señaló el propio Chan, un 42% proviene de la venta de terminales, un 10% del software mientras que el máximo porcentaje, un 47%, corresponde a los servicios. dentro de esta línea destaca que los ingresos por software crecieron un 20 por ciento hasta alcanzar los 67 millones de dólares, algo que los directivos de la compañía consideran como muy positivo y que les permitirá depender mayoriatariamente de la venta de terminales, en una batalla ésta, que tienen perdida frente a los dispositivos Android y iPhone.

>