Publicidad

EntresD ha empezado a comercializar el modelo UP! Plus2, la primera impresora 3D de sobremesa con autocalibrado. Este nuevo modelo cuenta con una plataforma de calibración automática de nivelación y de altura para proporcionar un óptimo acabado de la pieza.

«Cuando se imprime en 3D es muy importante que la plataforma donde se imprime la pieza esté perfectamente plana, pues si no lo está se pierde resolución, se levante la pieza…Por eso normalmente, de tanto en tanto, se ha de calibrar la plataforma. La UP! Plus2  es la única impresora de sobremesa que tiene la instrucción de autocalibrado», señala Marc Torras, director general de EntresD. «Con este innovador sistema de calibración automática se ofrece una impresora 3D más amigable, que requiere muy pocos conocimientos de impresión 3D. La UP! Plus2 está diseñada para proporcionar una fácil experiencia de impresión pero con la solidez y prestaciones de un equipo profesional, destinado a no parar de funcionar desde su puesta en marcha».

Como principales características de la impresora 3D de sobremesa UP! Plus2 destacan:

  • Calibrado automático: es la único impresora 3D de sobremesa con calibrado automático tanto de nivelación como de altura proporcionar un óptimo acabado de la pieza
  • Diseñada para uso intensivo: la impresora UP! Plus2 ha sido diseñada para uso intensivo en empresas, pudiendo trabajar 24 horas al día, 7 días a la semana
  • Consumibles de bajo coste: puede trabajar con bobinas de ABS o PLA, permitiendo un post-trabajo fácil de la pieza (pegar, pintar, agujerear, pulir …). Y a un bajo coste: imprimir una torre de ajedrez sólida cuesta treinta céntimos de euro
  • Posibilidad de construir grandes piezas, gracias a que el ABS permite el ensamblado de piezas más pequeñas
  • Sin montaje: la impresora viene totalmente montada de fábrica, garantizando una óptima calidad de impresión y una puesta en funcionamiento sin problemas
  • Uso intuitivo: gracias a su software propietario, imprimir una pieza en 3D es tan fácil como imprimir con cualquier impresora de papel convencional
  • Servicio técnico y hotline telefónica: un año incluido en el precio
  • Más rapidez de la velocidad de transferencia de archivos



«Muchas Pymes creen que las impresoras 3D son un producto muy técnico y que necesitarán personal especializado para usarlas. En el caso de las Up! Plus, cualquier persona sin conocimientos informáticos amplios la puede hacer funcionar en tan solo 15 minutos«, destaca el director general de EntresD. «Otra preocupación habitual son los costes de mantenimiento y de utilización, que son muy bajos: cuando está funcionando consume lo mismo que un ordenador de sobremesa. Una bobina de material cuesta sobre los 30 euros/kg., y con 1 kg se pueden hacer unas 100 torres de ajedrez en modo sólido. Cada torre de ajedrez sale por 0,3 euros. Además la impresora 3D Up! Plus2 no necesita mantenimiento«.

Al igual que la UP! Plus, se trata de un modelo de sobremesa muy compacto y es fácil de utilizar para usuarios de cualquier nivel. Se suministra con su propio software y con una bobina de material ABS. Así tiene todo lo que necesita para convertir sus diseños  3D en modelos duraderos de trabajo.  La UP! Plus2 es silenciosa y limpia, además sus reducidas medidas permiten que quepa en cualquier espacio de trabajo.  Mide solamente 245 (ancho) x260 (fondo) x350 (alto) mm y puede producir piezas de hasta 140x140x135mm, que se pueden ensamblar entre ellas. Permite la importación de archivos STL desde cualquier software de diseño en 3D, la visualización 3D de los diseños antes de la fabricación, la transformación del modelo (mover, rotar y escalar diseños), la colocación automática o manual de soportes y modelos, así como la impresión “One Touch” donde el software UP! selecciona automáticamente los parámetros de impresión. Funciona con ordenadores con sistema operativo Windows XP, Vista, 7 y 8  y Mac. Su precio es de 1.330€ más IVA.

Medidas especiales para las Pymes

Como respuesta a la amplia demanda de impresoras 3D de sobremesa que ha experimentado EntresD por parte de las Pymes, la empresa ha lanzado un paquete medidas especiales orientado a acercar la impresión 3D a los pequeños y medianos negocios.

« El interés por parte de las Pymes es muy alto. Más del 60%de las ventas que hemos efectuado corresponde a Pymes de diferentes sectores: manufacturas, diseño, arquitectura, ingenierías… Con la impresión 3D , las Pymes pueden conseguir por un precio asequible modelos de lo que están diseñando, ayudando de esta manera a mejorar la calidad final del producto «, señala el director general de EntresD. “Existen diferencias fundamentales en la venta de impresoras a Pymes frente al mercado doméstico. Por ejemplo, el usuario doméstico disfruta experimentando con la impresora, pero las Pymes lo que quieren es tenerla funcionando 15 minutos después de recibirla y que no pare nunca».

Este paquete de medidas  -que incluyen desde ventajas financieras y servicio técnico y de reposición, hasta asesoramiento y formación – se orienta a facilitarles el acceso a la impresión 3D.

Estas condiciones ventajosas son aplicables a la compra de los modelos Up! Plus y Up! Plus 2:

  • Asistencia a demostraciones en el showroom de la empresa o a

través de los distribuidores

  • Impresión gratuita de un primer archivo y posibilidad de encargar impresiones posteriores
  • Servicio opcional de puesta en marcha y formación
  • Descuento promocional del 10% para las bobinas que se soliciten junto con la impresora
  • Impresora de reposición durante el periodo de garantía
  • Fórmulas de financiación
  • Garantía total: hotline telefónica y servicio técnico gratuito durante el primer año

«Realizar unos moldes o prototipos actualmente tiene unos costes elevados pero con las impresoras 3D de sobremesa Up! Plus y UP! Plus 2, los costes de realización de prototipos bajan radicalmente: de los 100 euros a los 2-3 euros. El ahorro es considerable y  haciendo pocas piezas las Pymes ya consiguen amortizar la impresora«, indica Marc Torras, director general de EntresD.

El objetivo de este paquete de medidas es dinamizar la incursión por parte de las Pymes en la tecnología de impresión 3D, ayudándolas a vencer reticencias relacionadas con las habilidades técnicas, los costes de mantenimiento o de los materiales.