oracle backoffice

La nube y las apps están dando importantes satisfacciones a Oracle. Como muestra, un botón: actualmente 27.000 clientes utilizan ERP Cloud y tal y como aseguró durante una rueda de prensa José Ignacio Álvarez, director del área de Aplicaciones de la compañía, “somos la empresa número uno del mundo en aplicaciones cloud empresariales, en ERP y en el área de Recursos Humanos. Además ocupamos la segunda posición en Customer Experience (CX)”.

Publicidad

La apuesta de la multinacional por las aplicaciones es clara. Se trata de un segmento que le reporta crecimientos anuales a Oracle que se sitúan en un 30%. Álvarez afirmó que “estamos viviendo un momento muy importante debido a la transformación del backoffice. La capa del front necesita estar integrada con la capa de back end por eso las empresas están poniendo el foco en la transformación del backoffice”.

En Oracle aseguran que el front office está digitalizado. El problema es que la experiencia digital desaparece con el backoffice

Bajo el punto de vista de este directivo, “el front office está digitalizado. El problema es que la experiencia digital desaparece con el backoffice. Ha llegado un momento que la disrupción tecnológica es tal, que es imposible adaptar los sistemas antiguos de backoffice”. Para ello, la compañía ha desarrollado una suite de aplicaciones basada en cinco puntos clave y que tiene como objetivo ayudar a las organizaciones en sus procesos de transformación digital del backoffice:

  • Es una suite completa: de esta forma se evitan los silos de datos y los procesos desconectados.
  • Incorpora la mejor tecnología: consiguiendo así los más altos estándares de seguridad y rendimiento.
  • Incorpora toda la innovación de la IA y el Machine Learning
  • Ofrece una experiencia de usuario avanzada y sencilla: incorpora asistentes digitales y una nueva interfaz.
  • Evita las disrupciones: incorporando la innovación de forma automática en los entornos cloud.

Tal y como se expuso, en los últimos años, se ha desarrollado el concepto de transformación digital hasta tal punto que se ha convertido en una expresión de uso común. Pero, sutilmente, ha ido cambiando de significado. Si hace unos años el término se refería, en esencia, a proyectos e iniciativas que las empresas iban realizando en áreas específicas de su actividad (por ejemplo, con campañas de marketing) y a la actividad de algunas empresas disruptoras (como en el caso de las Fintech), hoy estamos hablando de una transformación global en el corazón de las organizaciones.

Hoy, todos los procesos de las empresas están interrelacionados e interconectados y el hilo conductor de la transformación empresarial es el dato. En una organización ideal, el mismo dato que se ha generado en una campaña de marketing, se utiliza en los análisis de planificación financiera, en las herramientas de ventas, en las órdenes que se emiten a los proveedores, en el plan de compensación del comercial que ha hecho la operación. Y es el “mismo dato”, no un dato que se replica en diferentes sistemas y aplicaciones, lo que podría acabar provocando divergencias.

De acuerdo con la visión de Oracle, existen dependencias e intersecciones clave entre los diferentes procesos empresariales y, en el área de back office, este proceso se produce fundamentalmente entre las áreas de finanzas y de recursos humanos.

Un sistema de aplicaciones de back office más estrechamente integrado depende de los puntos de intersección entre finanzas y RRHH. Oracle ha identificado 43 puntos de intersección, entre los que se incluyen, por ejemplo: el impacto presupuestario de la contratación de nuevo personal de ventas, bienes inmuebles y equipos para impulsar un proceso de expansión, impacto en la posición de tesorería de las transacciones bancarias necesarias para establecer nuevos centros de producción, la integración de empresas adquiridas, la asignación de personal a proyectos de acuerdo a presupuestos, etc…

“Las aplicaciones de RRHH, el ERP y la gestión de la cadena de suministro de Oracle se crearon internamente con un modelo común de datos”, comenta Oriol Farré, especialista en soluciones financieras en Oracle Ibérica. “De hecho, Oracle no considera las funciones empresariales como islas, sino como pasos de un proceso más amplio, ayudado por un modelo de datos unificado. Algo que ninguno de los competidores de la compañía ha conseguido realizar todavía”.