El Massachusetts Institute of Technologies, popularmente conocido como MIT, es uno de los atractivos mas importantes que tiene Boston aunque, si hablamos con propiedad, esta prestigiosa Universidad se encuentra en la ciudad de Cambridge, que está separada por el río Charles de la capital del estado de Massachusetts, y es uno de los referentes para todos aquellos a los que les guste la tecnología.

Publicidad

El MIT, fue fundado en el año 1861 y se creó con la intención de investigar todo lo relacionado con la industria, que empezaba a despegar en EE.UU. Por eso se especializó en la investigación tecnológica con lo que la simbiosis entre la formación que se impartía en sus aulas y el sector industrial norteamericano fue inmediato. Alguno de los grandes referentes que han estudiado en esta prestigiosa universidad son Noam Chomsky, Paul Krugman, Nicholas Negroponte o Mario Draghi entre muchos otros.

El MIT, fue fundado en el año 1861 y se creó con la intención de investigar todo lo relacionado con la industria, que empezaba a despegar en EE.UU

Entre otros aspectos destacados, de entre sus alumnos han salido hasta 78 premios Nobel, y no siempre en materias relacionadas con la tecnología. Y es que el MIT, a pesar de ser conocido por su formación en ciencias técnicas, tampoco deja de lado otras como las relacionadas con el lenguaje o la economía.

Se sea estudiante o no, lo cierto, es que merece la pena pasear por el campus universitario, recorrer los pasillos de la universidad o ver alguna de las aulas, en las que destaca cualquiera en las que se den clases prácticas. El recorrido se puede hacer de forma individual o contratando una visita guiada. Lo recomendable es escoger esta segunda opción ya que así, el visitante no se perderá ninguna de las partes más interesantes de esta universidad. Une vez dentro, lo que más sorprende del MIT son sus infinitos pasillos, con puertas a cada lado en los que se encuentran las aulas. Muchas de ellas, no difieren de las de cualquier universidad española, pero son en la aulas de prácticas donde se encuentra la principal diferencia: son de cristal, de tal forma que cualquiera puede ver la clase que se está impartiendo. Aparte de la visita, si alguien se quiere imbuir por un día de forma total en lo que es el MIT, puede asistir como oyente a una de las clases.

MIT placaPero además de la visita al complejo universitario, nadie se puede ir sin haber visitado el museo del MIT. Situado unos metros más adelante, los visitantes podrán conocer interesantes apartados como los inicios de la robótica, así como la evolución del mundo de la vela y el desarrollo de la arquitectura a través de proyectos de la universidad. Pero sin duda, una de las partes más destacables, sobre todo si se va con niños, es la parte dedicada a las esculturas cinéticas. En ella, presionando un pedal o accionando una manivela se pueden ver en movimiento todo tipo de máquinas.

Finalmente, y al contrario de lo que ocurre en la mayoría de los museos, en la entrada se encuentra la tienda de souvenirs. En este caso, merece explorar cada uno de los artículos que se venden: desde robots, pasadno por peluches con forma de cerebro o de alguna parte del cuerpo humano, hasta diferentes aparatos tecnológicos como todo tiempo de juegos, cargadores, máquinas vintage,.. y por supuesto las camisetas y sudaderas del MIT. La entrada al museo es de 10 dólares.

Dónde alojarse

La oferta de alojamiento en Boston es muy variada tanto en calidad como en cuanto a cantidad. Basta con hacer una visita a portales como Booking.com para ver que existen alojamientos acordes a las necesidades de cada viajero: desde un viaje de trabajo, hasta un viaje con amigos o en familia. De esta forma se pueden encontrar no sólo los clásicos hoteles, sino también toda una amplia oferta que incluye apartamentos, casas típicas de la ciudad e incluso barcos.

Una de las grandes ventajas de la ciudad es que se puede recorrer andando sin ningún problema y para lugares que se encuentran un poco más alejados, la ciudad tiene un excelente sistema de transporte público, por lo que ir de un sitio a otro, no lleva más de media hora.

AC Hotel by Marriott Boston North
Fachada principal del AC Hotel by Marriott Boston North.

Partiendo de esta base, en Byte TI elegimos un alojamiento que además, hará que nos sintamos como en casa en todo momento: se trata del AC Boston North. Situado en la zona norte de la ciudad, el hotel cuenta con una estación de metro justo enfrente de la entrada principal. Llegar hasta el MIT, justo en la otra punta de la ciudad, lleva un poco más de media hora mientras que acceder al centro de Boston suponen 15 minutos de trayecto.

Situado en una zona residencial de reciente construcción, los alrededores cuentan con todo tipo de establecimientos y servicios. Asimismo, está situado justo en un parque que da acceso a la bahía de Boston, perfecta para relajarse después de una jornada laboral.

AC Hotel by Marriott Boston North 2
Las habitaciones del AC Hotel by Marriott Boston North  son perfectas para el descanso y el trabajo.

El hotel cuenta con una serie de servicios perfectos tanto para viajeros de negocios como para aquellos viajeros vacacionales. Entre esos servicios destaca el aparcamiento gratuito, el gimnasio o la piscina climatizada. Uno de los problemas habituales en buena parte de los hoteles de EE.UU. es el que se refiere a la conectividad: ofrecen conexión wifi muy básica por lo que si se necesita una conexión mejor es necesario pagarla aparte. Su precio además, suele ser elevado. Este no es el caso AC Boston North ya que ofrece conexión wifi gratuita de alta velocidad con lo que poder trabajar sin tener que preocuparse de la conectividad es una realidad. El hotel cuenta también con una zona de trabajo con dos ordenadores e impresora a disposición de los clientes.

AC Hotel by Marriott Boston North
Uno de los aspectos más destacables delAC Hotel by Marriott Boston North es su amplio y variado desayuno incluido en el precio.

Otro apartado que suele ocurrir en los hoteles estadounidenses es que el desayuno no se incluye en el precio de la habitación. De hecho, lo que es habitual es que si ofrece conectividad sin cargo, el desayuno se tenga que pagar aparte o viceversa. En el AC Boston North, el desayuno está incluido y es uno de los puntos fuertes del mismo. El hotel destaca por potenciar la gastronomía española y así, dentro del buffet libre el huésped se encontrará con varios tipos de quesos españoles o el jamón. Además, cuenta con un pequeño servicio a la carta en la que se hace patente el origen español de la cadena.

Habitaciones pensadas para los negocios

En lo que respecta a las habitaciones, destacan por su comodidad y su diseño pensando sobre todo en los viajeros de negocios: el descanso y el trabajo se unen de forma perfecta en cada una de las estancias. Y es que, si algo destaca en ellas es la gran variedad de conexiones. Hay varios enchufes por toda la habitación, adaptados, eso sí, a la tipología de Estados Unidos. Cada uno de ellos cuenta con dos conexiones tipo USB.