Dynatrace ha lanzado la primera solución del mercado capaz de ofrecer una visualización del software desde el punto de vista del papel y los permisos de acceso de los usuarios dentro de él. La nueva solución, denominada Management Zones, recopila, a través de la plataforma inteligente de software de Dynatrace, datos relacionados con el rendimiento a través de entornos dinámicos multi-cloud y full stack para que las empresas puedan asegurarse de que cada usuario tiene acceso a la información que necesita para mejorar su productividad sin comprometer la seguridad.

Publicidad

La nueva solución muestra, de manera automática, la información del entorno desde la capa de gestión y proporciona acceso dinámico a los datos de acuerdo con los permisos de cada usuario, independientemente de la plataforma cloud donde se encuentren las aplicaciones (AWS, Microsoft Azure, Kubernetes, Pivotal Cloud Foundry, Google Cloud Platform, OpenShift, SAP Cloud Platform y VMWare).

Management Zones ofrece a los desarrolladores y a los equipos de operaciones una forma de superar la complejidad de entornos dinámicos multi-cloud

Esta capacidad es fundamental hoy en día debido a la complejidad tecnológica que sustentan los negocios, muchas veces con entornos dinámicos multi-cloud en los que a menudo existen millones de apartados en entornos complejos. Management Zones ofrece a los desarrolladores y a los equipos de operaciones una forma de superar esa complejidad y centrarse únicamente en los conocimientos necesarios para su trabajo. Esto significa que diferentes equipos pueden seguir colaborando eficazmente, en un contexto holístico.

Según Steve Tack, vicepresidente senior de gestión de productos de Dynatrace, «el software empresarial está desarrollado, gestionado y operado por miles de personas por lo que es fundamental que la información sobre el rendimiento sea filtrada y personalizada en función de la tarea de cada individuo. Las organizaciones necesitan asegurarse de que los equipos continúen colaborando para construir y administrar una gran cantidad de software sin estar saturados por datos superfluos. Igualmente –añade Stack–, las organizaciones necesitan asegurarse de que, al proporcionar software inteligente a un conjunto más amplio de personas en la organización, la seguridad no se vea comprometida. Además, puede tener todo tipo de grupos internos y externos trabajando en versiones y actualizaciones, incluyendo a terceros, lo que significa que necesita restringir el acceso a lo que es relevante para cada individuo”.