IDC White Paper

La investigación de IDC muestra que la mayoría de las organizaciones de escala empresarial están desarrollando arquitecturas híbridas de TI para responder a las necesidades de grupos de  usuarios individuales y a las cargas de trabajo con capacidades únicas que ofrecen la infraestructura virtualizada en las instalaciones y alojada, los entornos de nube privada y la infraestructura de  nube pública compartida. Muchas de estas organizaciones recurren a más de un proveedor de recursos de virtualización y utilizan múltiples servicios de nube. Como resultado, los equipos de  operaciones de TI están invirtiendo en soluciones de gestión heterogéneas y automatizadas para ayudar a optimizar y simplificar las actividades de configuración e implementación, al tiempo que  permiten establecer estrategias más ágiles y continuas de entrega y autoservicio para el ciclo de vida de DevOps.

Publicidad