Seguridad y privacidad en el mundo Android
https://pixabay.com/illustrations/security-secure-technology-safety-2168234/

De un tiempo a esta parte hemos vivido revelaciones que muestran cómo las agencias gubernamentales y las compañías utilizan nuestros datos, a veces obtenidos de formas poco claras, en su propio beneficio, sin que en muchas ocasiones el usuario sea consciente del uso que se realiza de sus datos personales.

Publicidad

Revelaciones como PRISM o casos como Cambridge Analytica nos han hecho empezar a ser conscientes de los problemas que se ciernen sobre nosotros si no comenzamos a cuidar qué datos proporcionamos y a exigir nuestro derecho a la intimidad. Este problema se agrava en el entorno Android, en el que es la todopoderosa Google quien maneja cada aspecto de nuestro dispositivo.

El abuso en la captación de datos

Grandes compañías como Google tienen una enorme capacidad de captar datos de sus usuarios, cada uno de los datos que captan pueden parecer inocentes, el problema es que todos esos datos se aglutinan hasta crear un perfil tremendamente detallado de sus usuarios.

Este tipo de perfiles pueden parecer útiles a primera vista, como Google adivinando dónde queremos ir porque hemos sacado un billete de Avión o de Tren y recibido el comprobante en nuestro correo de Gmail. O la reciente capacidad de ver nuestro historial de compras en nuestra cuenta de Google. Pero la realidad tras esos datos es que Google lee nuestros correos y obtiene información personal de ellos para su explotación posterior.

Todo es peor en Android

La capacidad de obtención de datos de Google se dispara exponencialmente en el caso del ecosistema Android, ya que a todos los datos anteriores puede añadir nuestros hábitos diarios, lugares que visitamos, aplicaciones que utilizamos, … hasta el punto en el que se convierte en el gran hermano de nuestras vidas.

Como ya hemos dicho antes, esto de por sí no es un problema, que Google obtenga esos datos no implica que los use para nada que no sea sus perfiles de publicidad, pero la mera existencia de esos datos y la capacidad que otorgan a un tercero ya sea un empleado de Google o un hacker de acceder a nuestras vidas es algo que debería preocuparnos. Alguien que acceda a los datos de Google sabrá cuando estamos en casa, cuando estamos en el trabajo o qué viaje tenemos planeado.

Compromiso entre funcionalidad y privacidad

Librarse completamente de esta vigilancia en un entorno Android es prácticamente imposible, pero sí es posible reducir la capacidad de Android para obtener datos de nuestra vida, para ello es posible realizar una serie de cambios en nuestros hábitos, cada cambio nos dará un grado más de privacidad, ya depende de cada usuario buscar el compromiso entre seguridad y privacidad:

  • Utilizar un buscador alternativo, hay buscadores como DuckDuckGo que aseguran proteger la privacidad de los usuarios que los utilizan.
  • Utilizar otro proveedor de correo electrónico, de contactos o de calendario, es necesario ser conscientes de que un servicio gratuito siempre obtendrá algo a cambio.
  • No vincular el teléfono con nuestra identidad real de Google, si utilizamos una segunda cuenta para el teléfono Google no podrá vincular nuestros datos.
  • Utilizar un navegador que no guarde registros y acceder a los datos vía web siempre que sea posible, ya que las aplicaciones ejecutan servicios que sirven para registrar nuestra actividad.

No todo es Google

Como reveló PRISM, los fabricantes introducen puertas traseras que son utilizadas por las agencias gubernamentales, esto no ocurre exclusivamente en nuestros teléfonos, sino en los equipamientos de red del proveedor de internet. Estos proveedores de internet también acceden al contenido de nuestras comunicaciones. En ambos casos lo recomendable es utilizar una buena conexión VPN para garantizar la integridad de los datos e impedir que terceros accedan a su contenido.

Conclusiones

Durante un tiempo hemos intercambiado nuestra privacidad por la promesa de un servicio gratuito, los usuarios cada vez son más conscientes de que estos datos pueden suponer una amenaza para su privacidad y su seguridad. En el caso de Google el problema empeora por su presencia en Android, siguiendo los consejos de este artículo podremos conseguir reducir la huella de datos que dejamos en internet.