LG G5

Empieza a ser tradición que los fabricantes de móviles hagan sus presentaciones el día anterior a la inauguración oficial del Mobile World Congress. Samsung así lo hizo con su modelo estrella. Y también Huawei y también el que hasta la fecha, por rompedor, ha sido la nota fresca de esta edición de la feria que acaba de comenzar. Hablamos del LG G5, el primer smartphone modular. La primera ventaja es que se puede sacar la batería: el usuario ya no tendrá que llevar al servicio técnico el móvil para que se la cambien o podrá llevar dos baterías sin tener que esperar a que un adaptador portátil la cargue haciendo complicada eso que llamamos: movilidad.

Publicidad

La ventaja además es que gracias a ser modular permite por ejemplo mejorar la cámara del LG G5 haciendo que el smartphone se convierta en una auténtica cámara profesional. LG Cam Plus, es el módulo que permite mejorra esa cámara y le añade además 1.200 mAh de batería. Si lo que queremos es mejorar el sonido sin necesidad de incorporar un altavoz Bluetooth, la compañía surcoreana ha desarrollado conjuntamente con Bang & Olufssen un altavoz que se incorpora al teléfono a través del mismo módulo por el que se cambia la batería. Otras inovaciones modulares son la cámara de 360º, y un visor de realidad virtual.

En cuanto al diseño, LG también lo ha mejorado sensiblemente frente a su predecesor, el LG G4. El diseño está tolamente metalizado, acorde con las exigencias de los consumidores de smartphones de gama alta. Se ha dicho, que el slot sobre el que se quita la batería y se añaden los accesorios hacen que el producto no sea sumergible. El consumidor tendrá que decidir entre si prefiere poder cambiar la batería o tirarse a la piscina con él.

Todo apunta a que el nuevo terminal estará disponible a partir de finales de marzo / principios de abril y que el precio rondará los 600 euros. De momento puedes disfrutar de este novedoso terminal en este vídeo.

 

1 Comentario