El modelo Qosmio de Toshiba es una gran máquina en prácticamente todos los sentidos. Con una circuitería multimedia de gran potencia, una brillante pantalla y completa configuración tanto en lo relativo a conectividad como a multimedia, el Qosmio F30 está formado alrededor de un veloz procesador Intel Core Duo a 1,66 GHz, dotado de 1 Gb de memoria RAM, ampliables a 2 Gb. La potente electrónica que incorpora, junto con una amplia y excelente pantalla de 17 pulgadas hacen que resulte un portátil de gran volumen, pero con prestaciones de última generación y un potente sistema gráfico capaz de hacer frente a los elevados requisitos necesarios para decodificar y reproducir vídeo, reforzado por un excelente sistema de sonido y una pantalla impecable.
Acorde con su elevada capacidad, el F30 incluye un par de discos duros en su interior, de cara a almacenar, o incluso procesar, películas, gráficos o música. Con una capacidad, cada uno de unos 100 Gb, el sistema admite ampliación ya que tiene hueco interno para colocar un segundo disco duro, con lo cual se puede obtener una capacidad interna de hasta 200 Gb. También hay que destacar el sistema de lectura óptico, con una unidad regrabadora apta para leer y escribir en la mayoría de los formatos estándar, incluso algunos no tan comunes como DVD-RAM.
El elemento más destacable de este equipo es su impresionante pantalla con una elevada calidad de imagen, gran luminosidad y magnífico contraste y definición. La pantalla TFT WXGA de 15,4 pulgadas, con tecnología TruBrite propia de Toshiba, opera con una resolución de 1.280 por 800 puntos, con color real, 32 bits, impulsada por una controladora Nvidia GeForce Go 7600 que lleva 256 Mb como memoria de pantalla dedicada. La visualización lograda es excelente e idónea para realizar presentaciones ya que tiene un ángulo de visión notablemente amplio y resulta claramente visible a gran distancia.
Tan impresionante presentación, junto con un excelente sistema de audio donde los altavoces Harmon Kardon realzan el sonido hacen que sea un impresionante sistema multimedia, razón por la cual Toshiba ha optado por colocar el sistema operativo Microsoft Media Center orientado a sacar el mejor partido de sus cualidades en este campo. Un amplio botón de control de volumen en un lateral del equipo, realmente junto al teclado, pero accesible incluso con la tapa cerrada, facilita el ajuste del sonido.
Este notable equipo no sólo tiene una avanzada circuitería de audio, sino que coloca el nivel de calidad realmente en otra dimensión. El Qosmio F30 es el primer portátil certificado por los laboratorios Dolby, al incluir la tecnología Dolby Home Theater, junto con el HD-DVD. El soporte para el Dolby Digital plus y Dolby TrueHD audio está implementado a través del BIOS del HD-DVD del Qosmio. Gracias a esto se incluye soporte de Dolby Digital, Dolby Digital Live, Dolby Pro Logic, Dolby Headphone y Dolby Virtual Speaker.
Creada como un avanzado sistema multimedia, el Toshiba Qosmio F30 tiene un peso de unos 3,8 Kg con lo que resulta algo pesado para transporte, al menos según la medida clásica, situada actualmente en torno a 3 Kg. Para compensar, el espacio de reposo de las manos es notablemente amplio y cómodo.
Si el equipamiento integrado es realmente completo, la lista de complementos no queda a la zaga. Para comenzar hay un mando a distancia de tipo estándar, con lo que le equipo es fácilmente utilizable como sistema multimedia portátil. De hecho esta es una de las funciones principales de la familia Qosmio de Toshiba. Si el equipo debe colocarse, por estética o por cuestiones de espacio, en una situación donde no es fácil el enlace infrarrojo, hay un adaptador, un receptor IR, con toma USB. También se suministra un amplio surtido de cables de conexión, como el convertidor o el adaptador de antena, así como cable para el módem o cable de salida separada de vídeo.
Como elementos de conexión se dispone de una toma de módem, otra para red Ethernet 10/100, cuatro USB (dos en un lateral y otra pareja en la trasera) y una Firewire 1394, más un puerto de entrada de vídeo, junto con toma para monitor externo, DB15, una toma de salida S-Video, miniDIN, y otra D-Video con conector miniSCART.
Para economizar energía la conexión inalámbrica tiene un mando deslizante que desconecta la sección WIFI cuando no es necesaria. Como es habitual en los equipos de este fabricante se incluye de serie el excelente programa ConfigFree, que facilita la conexión mediante cualquiera de los canales de comunicación incluidos en el equipo, ya sea LAN cableada, módem, WIFI o Bluetooth. El programa ofrece la facilidad de crear diversos perfiles de manera que se cambie toda la configuración, direcciones IP, firewall, puerto de conexión, interfaz a emplear, con un solo ajuste. De esta forma el cambio de la oficina al hogar, o la conexión en el aeropuerto o en una oficina donde se está de visita, requieren un mínimo esfuerzo.
Dentro de la denominación Qosmio que denomina a la gama más avanzada, por el momento de sistemas multimedia de Toshiba el Modelo F30 se caracteriza por tener un razonable equilibrio entre el precio y las prestaciones, que, sin ser espectaculares resultan más que brillantes. Una configuración capaz de operar como un eficaz media center en casa, a la vez que como potente sistema fuera de ella. Claro que si desea mayor nivel siempre se puede optar por el extraordinario Qosmio G30, cuyo precio es cercano a los 3.000 euros.
Ficha técnica
Toshiba Information Systems España
Dirección: Parque Empresarial San Fernando – Edificio Europa, 1ª Planta
28830 San Fernando de Henares (Madrid)
Teléfono: 91 660 67 00
Fax: 91 660 67 07
www.toshiba.es
Precio: 1.723 euros + IVA