Considerada como una sólida base de datos, con grandes capacidades para crecer, elevadas prestaciones, robusto soporte transaccional y las ventajas de estar disponible bajo el modelo de fuente abierta, MySQL es una de las más populares para crear todo tipo de servicios Web.
Aunque bajo la misma etiqueta genérica, MySQL está disponible en varias versiones, desde la versión más popular, denominada Enterprise Server, hasta la potente Cluster. Y también cuenta con versiones más compactas, como la edición Embedded Database, que permite integrar una base de datos en aplicaciones embebidas.
El foco principal de usuarios se concentra en torno a la edición empresarial, versión 5.1, que es que aquí analizamos. Ciertamente el que se trata de fuente abierta permite que el coste inicial sea nulo, por lo que resulta muy atractiva para incidir todo tipo de proyectos. De hecho este factor hace que sea la elección principal de múltiples utilidades y aplicaciones que sustentan el manejo de datos precisamente sobre MySQL.

Pero no es esta la única ventaja. Desde el punto de vista técnico MySQL está que resulta ligera y ofrece un buen rendimiento y resulta muy sólida ala vez que ofrece una alta escalabilidad. Sin mencionar que es capaz de operar sobre las principales plataformas, tanto Linux y Windows
Con la versión 5 se cuenta con un excelente conjunto de funcionalidad. Como el nuevo modo “estricto”, que se ajusta al estándar SQL de forma más concreta, algo que no hacía anteriormente en forma nativa. Esto permite, por ejemplo, ejecutar un rollback de una transacción si se detecta una violación. También resulta interesante el soporte de particiones de las tablas, procedimientos y funciones almacenadas así de triggers, aunque esto último de forma limitada.
A lo largo del tiempo MySQL ha ido añadiendo algunas herramientas de administración, aunque su consola es notablemente simple, con apenas unas pocas opciones destinadas a modificar algunos modos de la base de datos, así como para crear tablas y borrar o editar registros. Lo cual es apuntado por muchos usuarios y desarrolladores como una ventaja, ya que hay menos opciones y comandos. De hecho muchos pequeños archivos script o directamente consultas creadas mediante ODBC o SQL o generadas desde cualquier otro programa.
Este es un momento de transición también para la popular base de datos MySQL, que ofrece ya la versión previa de su versión 6. En ella se apunta el soporte para procesadores con varios núcleos y que ha sido diseñado para trabajar con aplicaciones transaccionales de alto volumen de tráfico.
Otras importantes novedades que se apuntan son la gestión de datos comprimidos, con compresión y descompresión sobre la marcha, con el consiguiente ahorro de espacio de almacenamiento, así como cacheo de datos e índices para reducir las llamadas a disco. Y como gran novedad el soporte real de MVCC, Multi Version Concurrency Control, que permitirá que los registros y tablas sean actualizados son la habitual sobrecarga debida a operaciones de bloqueo a nivel de registro.

Publicidad