Samsung Galaxy S7 edge - Análisis

Por fin les podemos hablar y hacer un Análisis del Samsung Galaxy S7 edge, el terminal que la empresa surcoreana lanzó el pasado mes en el Mobile World Congress y que contamos desde Byte TI.

Publicidad

Samsung nos lleva sorprendiendo cada año con sus lanzamientos estrella y concretamente son su familia Galaxy S. Buena prueba de ello ha sido los numerosos premios que ha recibido, entre ellos, el Premio Byte TI al mejor Smartphone con su Samsung Galaxy s6 edge, la versión anterior al que hoy analizamos.

Análisis del Samsung Galaxy S7 edge

 

Pantalla y dimensiones

En el aspecto físico del nuevo Samsung Galaxy S7 edge, mantiene la base de su predecesor, pero de la versión Plus, pues la pantalla del nuevo Samsung Galaxy S7 edge, pasa a ser de 5,5”, sólo 0,2” menos que el Samsung Galaxy s6 edge + , manteniendo su pantalla superAMOLED, que tan buen resultado ha dado. A esto hay que añadirle el cristal reforzado Gorilla Glass 4 y un borde de aluminio con un perfil de resistencia IP68, que lo hace resistente al agua y al polvo. Puedes ver las otras pruebas a las que se ha sometido en este vídeo.

La resolución no ha variado en absoluto, manteniéndose en 2,560×1,440 pixeles, que como comentábamos, tiene la pantalla AMOLED con los bordes curvados, y que en esta versión del Samsung Galaxy S7 Edge, nos da diferentes opciones que veremos más adelante.

En cuanto al tamaño, al igual que en la pantalla, lo situamos entre el Galaxy S6 edge y el Galaxy S6 edge+, con unas dimensiones de 150.9×72.6×7.7mm. Tiene un mayor grosor, pero se compensa para que la lente de la cámara sobresalga menos y para disponer de una batería más potente, de 3.600 mAh, frente a la 3,000mAh del S6 Edge+ y la de 2,600mAh del S6 Edge.

Creemos, creo que han acertado con el tamaño, pues la pantalla es prácticamente igual que la del S6 edge Plus, pero al tener un menor tamaño se adapta perfectamente a la palm, haciéndolo más fácil de manejar con una sola mano.

En relación a la pantalla y sus funciones, en este análisis del Samsung Galaxy S7 edge, destacamos la tecnología Always On, donde ésta, estará “siempre encendida”, mostrándonos la fecha, hora, notificaciones y calendario, siempre y cuando el sensor no detecte que los tenemos guardado en un bolsillo o una mochila. Esta opción se puede desactivar, pero desde Samsung nos aseguran que gracias a su pantalla AMOLED, no tenemos que preocuparnos por el consumo de la batería, pues no afecta ni al 1% (la hora).

Una de las novedades de su predecesor, fueron las funciones Edge que nos daban la posibilidad de acceder a ciertas aplicaciones o funciones, simplemente deslizando un dedo por un lateral. Pues bien, estas funciones se mantienen, pero con algunas novedades y con más opciones, que podremos añadir o quitar y que llegarán a ocupar hasta un tercio de la pantalla del Samsung Galaxy S7 edge.

Cámara Samsung Galaxy S7 edge

Sin duda alguna, Samsung ha apostado siempre por la cámara, algo que todos tenemos muy en cuenta a la hora de adquirir un terminal.

Pues bien, aquí ha habido cambios significantes. La cámara trasera ha pasado de tener 16 Megapíxeles a 12. Hay que aclarar que este cambio no es un retroceso, sino más bien un avance, ya que por primera vez, todos los píxeles del sensor de imagen tienen dos fotodiodos en lugar de uno. Eso quiere decir que la tecnología Dual Pixel Sensor de clase profesional puede enfocar de forma rápida y precisa, como si de un ojo se tratara. Además, los píxeles son más grandes y la lente ha mejorado su apertura hasta los F 1,7, frente a los F 1,9 que tenía la anterior versión del Samsung Galaxy Edge, ofreciéndonos muchas más luminosidad, nitidez y detalle, incluso para fotografías nocturnas tal y como hemos podido comprobar en este Análisis del Samsung Galaxy S7 edge

Además de las opciones que ya encontramos en el modelo anterior, como por ejemplo la cámara lenta, la captura virtual, la retransmisión en vivo para Youtube o el modo profesional, encontramos varias funciones y modos nuevos:

  • Panorama en movimiento: puedes capturar secuencias de barrido en panorámicas con movimiento. Las fotos panorámicas son los fotogramas más nítidos de la versión en movimiento.
  • Modo Hyperlapse: permite capturar vídeo a través de un tiempo que después reproduce de manera acelerada. A diferencia del lapso de tiempo tradicional (Time-lapse), donde la cámara se encuentra estática o en un movimiento a corta distancia, el Hyperlapse permite no tener limitaciones en la distancia del movimiento de la cámara.
  • Modo Motion Photo: captura los tres segundos anteriores a que pulses el obturador. Además, puedes elegir el momento que quieras guardar como foto fija.

Por último, la cámara frontal sigue siendo de 5 Megapíxeles. Destacaremos la posibilidad de grabar en QHD (2560×1440), la posibilidad de usar la pantalla como flash, iluminándose la pantalla en blanco durante un breve momento o, la opción de selfie panorámico.

Hardware del Samsung Galaxy S7 edge

En este punto encontramos cambios muy novedosos y a destacar. Una nueva CPU personalizada que aumenta un 30% en rapidez a la versión anterior, una potente GPU hasta un 64% más rápida y un 1GB más de RAM que hace subirle al nuevo Galaxy S7 Edge hasta los 4 GB RAM. Estos 3 principales puntos harán que se note la diferencia en rapidez y fluidez respecto al anterior Samsung Galaxy S6 Edge.

La versión que nos han prestado es la de 32GB de memoria interna. Pero está vez, Samsung nos da la facilidad de aumentar la memoria de nuestro Galaxy S7 edge hasta los 200GB, gracias a la ranura que encontraremos junto a la SIM, para poder insertar una tarjeta micro SD. Algo que si que echábamos en falta en su predecesor.

Batería Samsung Galaxy S7 edge

Por último, pero desde luego no menos importante, hablamos de la batería. Ya hemos comentado más arriba que es más grande y potente, de 3.600 mAh. Esto es algo que nos gusta, pues con el anterior modelo de Samsung, la batería difícilmente alcanzaba el día si lo usábamos con frecuencia. Ahora, con esta batería, podemos disponer de casi medio día más de carga, según las pruebas que hemos realizado en este Análisis del Samsung Galaxy S7 edge

A esto hay que añadirle la función de carga rápida que ya teníamos en la versión anterior, y que tarda en realizar la carga 100 minutos. Algo también a tener en cuenta.

En conclusión, después de este Análisis del Samsung Galaxy S7 edge, destacamos que el nuevo terminal de la empresa surcoreana, en el apartado físico no notamos diferencia con respecto a la anterior versión, pero, una vez interactuamos con el, notamos diferencias que sí esperábamos y que nos sorprenden gratamente.

2 Comentarios