IBM SoftLayer
IBM SoftLayer

El gigante azul pone a disposición de sus clientes una selección de infraestructuras como servicio (IaaS) que se caracterizan por su carácter abierto y sólido. Dentro de este escenario, es posible utilizar IaaS de forma gestionada (es el caso de IBM Cloud Managed Services) o como autoservicio, y es aquí donde hace su aparición IBM SoftLayer. En ambos casos, estamos hablando de soluciones desarrolladas para desplegar y escalar infraestructuras virtuales y bare metal, así como desarrollar aplicaciones y ejecutar cargas de trabajo listas para producción. Pero antes de profundizar, queremos indicar que SoftLayer es una empresa propiedad de IBM desde 2013 y en cuya cartera de clientes descubrimos desde empresas globales a startups de Internet.

Publicidad

IBM SoftLayer es una plataforma creada para ofrecer el mejor rendimiento posible que abarca centros de datos localizados por todo el mundo y que están formados por una amplia gama de opciones de informática en la nube, donde todo se automatiza. Entrando en detalle, estos centros de datos incorporan unos recursos informáticos, unas opciones de almacenamiento y unos equipos de red de alta calidad, garantizando la misma disponibilidad con independencia del emplazamiento elegido.

Los centros de datos de SoftLayer brindan a las organizaciones seguridad, eficacia y flexibilidad, desde su ubicación y accesibilidad hasta su densidad energética y refrigeración. A este respecto, cada uno de ellos dispone de uno o más habitáculos edificados con las mismas especificaciones y con metodologías tecnológicas capaces de soportar hasta 5.000 servidores: este planteamiento es el que les permite optimizar las variables clave de rendimiento de los big data, incluyendo espacio, energía, red o infraestructura interna.

Con múltiples alimentadores de energía, baterías de reserva, enlaces de fibra y generadores dedicados, el fabricante permite que todos los servicios se localicen en un único sistema de gestión accesible y controlable a través de una API, un portal web y aplicaciones móviles que veremos más adelante. Mientras que los bastidores prometen una conectividad directa de 40 Gbps, la seguridad cuenta con el respaldo de controles rigurosos, empleados certificados y auditores externos, entre otras medidas.

IBM SoftLayer. Red, automatización y control

Los centros de datos en los que basa esta propuesta permanecen conectados por una red de redes, brindando una alta escalabilidad y control. A su vez, el tráfico de gestión, público y privado, ‘viaja’ por interfaces de red separadas, lo que permite poder segregar y también proteger el tráfico mientras la gestión se agiliza. La firma, en este punto, pone a disposición de sus clientes una red global con más de 2.000 Gbps de conectividad entre centros de datos y puntos de presencia de red; a su vez, estas ubicaciones cuentan con diversas conexiones de tránsito de 10 Gbps, además de proveedores de servicio adicionales y enlaces de interconexión de redes de acceso.

Junto a las redes de carácter privado y público, cada uno de los servidores de IBM SoftLayer permanece conectado a una red de gestión fuera de banda que garantiza el acceso al servidor para tareas de administración y mantenimiento, con independencia de su CPU, sistema operativo y firmware. En otro orden de cosas, la solución del gigante azul cuenta con el aval de la infraestructura de red troncal de la firma Juniper Networks, así como las infraestructuras de centro de datos de Cisco y Arista Networks y soporte dedicado IPv6.

En lo que respecta a la automatización, hay que indicar que todas las ofertas de la plataforma (servidores, almacenamiento, cortafuegos, equilibradores de carga o sistema de gestión de carga) se controlan a través de un único sistema de gestión con su propia API, la cual integra más de 3.000 métodos documentados y 180 servicios. Por su parte, el desarrollo de la tecnología Flex Image resulta de interés y de utilidad para que las compañías interesadas se desplacen o muevan entre servidores dedicados y virtuales en función de los recursos que consideren necesarios. Dicha tecnología, asimismo, da cabida a herramientas de importación y de exportación de imágenes que facilitan las labores de migración a SoftLayer: la función de escalado automático se emplea para automatizar la adición o eliminación de servidores virtuales con activadores sencillos y flexibles creados.

Es el turno del portal de clientes, que da acceso a más de 200 servicios y que facilita la administración en remoto de los servicios y cuentas de SoftLayer. Así, por ejemplo, es posible controlar las funciones de los servidores virtuales y dedicados, activar o desactivar máquinas, visualizar gráficos de ancho de banda, añadir nuevos usuarios, desplegar soluciones de copia de seguridad… También existen aplicaciones para dispositivos móviles que facilitan la consulta de detalles de rendimiento o el control de algunas funciones básicas, entre otras opciones.

IBM SoftLayer. Soluciones

Para finalizar este recorrido, que ha profundizado en algunas de las características y prestaciones ofrecidas por IBM, hay que indicar que SoftLayer puede ser utilizada en diferentes entornos, no sólo en el mundo del big data. ¿Qué otros nichos de mercado pueden beneficiarse de ella? Aplicaciones multimedia, publicidad y marketing digital es uno de ellos, pero no el único. También puede extenderse al comercio electrónico, el ámbito de los juegos, las nubes privadas y alojamiento de servidores.

 

IBM
Calle Santa Hortensia, número 26
28002 Madrid 
 Teléfono: 901 300 000 
 Web: www.ibm.es
Precio: A consultar