España se sitúa como segundo país en madurez de Open Data
España se sitúa como segundo país en madurez de Open Data

La compañía Capgemini Invent, ha publicado el “Informe de Madurez de Datos Abiertos (Open Data) en Europa de 2019”, encargado de medir el nivel de madurez en el ámbito de los datos abiertos en distintos países europeos. 

Este informe, encargado por la Comisión Europea y coordinado por la compañía,   se elabora con el fin de registrar el progreso realizado por los países europeos en las iniciativas de publicación y reutilización de open data, así como las diferentes prioridades que se han establecido para ello.

“Alcanzado ya un nivel de madurez del modelo de open data de los Estados miembros, ahora están centrando su atención principalmente en querer reutilizar los datos abiertos. Es un claro ejemplo de cómo los países europeos están trabajando para no quedarse en los fundamentos básicos y proporcionar valor continuo y sostenible a sus ciudadanos”, afirma Marit Blank, consultor de Capgemini Invent y autor e investigador principal del informe.

De la aceleración a la consolidación

Europa, tras una serie de años de aceleración hacia la madurez del Open Data, se encuentra en una fase de consolidación. Desde 2015, fecha en la que se inició el estudio, el nivel general de madurez se ha incrementado significativamente cada año, hasta alcanzar su nivel más alto en 2017. 

Y es que la fase inicial, considerada la más sencilla y dedicada al  progreso de la madurez, se ha transformado en la tendencia de mejora y consolidación que  se observa en la actualidad. 

Además, se ha establecido un marco formado por políticas sólidas de open data, modelos adecuados de gobernanza y portales avanzados. Pues, los países de la UE28+ están ahora ampliando e intensificando sus esfuerzos en áreas más difíciles como son la calidad de los datos abiertos y el impacto.   

De la cantidad a la calidad

La madurez de las propuestas de los países Europeos en materia de datos abiertos, ha puesto su foco de atención en el trasladado de la cantidad a la calidad. 

En los primeros años se hicieron grandes esfuerzos para aumentar el volumen de datos publicados bajo una licencia abierta, liberando activos de datos que ya estaban en manos de las administraciones públicas. 

Sin embargo, hoy en día,  la atención se dirige especialmente a asegurar el valor de esos datos para que se puedan reutilizar, lo que a menudo significa mejorar primero la calidad de los datos.

De publicar a crear impacto

El esfuerzo de los países de la UE28+ no se dirige ya solo a La publicación de datos abiertos y la adaptación a los demás requisitos de la Directiva de Información del Sector Público de la Unión Europea, no es el único objetivo de los países de la UE28+.

En estos momentos, también buscan aprovechar al máximo la oportunidad que ofrecen los datos para producir un mayor impacto. Y es que, están desarrollando más actividades destinadas a comprender y conocer de qué modo se crea valor con datos y cómo satisfacer las demandas y necesidades de los reutilizadores.

Además de desarrollar marcos de supervisión del impacto y la creación de encuestas y estudios sobre el valor social, ambiental, político y económico de los datos abiertos.  

La próxima frontera: el intercambio de datos y la madurez 

Los gobiernos son cada vez más conscientes de las oportunidades que genera el intercambio de datos. Y es que, cuando una serie de datos no puede publicarse en abierto no significa que no se pueda aprovechar su valor siguiendo otros modelos. 

Es lo que, normalmente, se denomina “intercambio de datos” en el sector público y privado. En el cual, los Estados miembros se preparan para utilizar un sistema eficaz de intercambio de datos con otros gobiernos y organizaciones, que sea seguro y respete al máximo los derechos de propiedad intelectual e industrial y de privacidad.