vodafone españa y generali
vodafone españa y generali

Vodafone España ha anunciado sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre del año fiscal, del 1 de abril al 30 de junio de 2019.

Publicidad

Los ingresos por servicio en el trimestre alcanzaron los 988 millones de euros, un 9,3% menos que en mismo periodo del año anterior. Mientras, los ingresos totales de Vodafone en España descendieron un 10,3% hasta los 1.082 millones de euros. Estas cifras reflejan el impacto del reposicionamiento comercial del negocio llevado a cabo en el último año y del marco competitivo, dominado por promociones agresivas, la decisión estratégica de salir del fútbol por su falta de rentabilidad y el empuje de proposiciones low cost.

Vodafone España cerró junio con un total de 11,3 millones de líneas móviles de contrato (-158.000 Clientes en estos tres meses), en un periodo marcado por una alta agresividad comercial, el proceso de saneamiento y desconexión de líneas de bajo valor en la cartera y el impacto de grandes operaciones corporativas.

Vodafone España cuenta a 30 de junio de 2019 con casi 2,9 millones de Clientes de Fibra, 89.000 más que hace un año

El lanzamiento de las tarifas ilimitadas en abril y la retirada de los descuentos y promociones por parte de Vodafone, generó una reacción agresiva desde el punto de vista comercial durante el mes de mayo, situación que se ha estabilizado durante el mes de junio, revertiendo la tendencia negativa. El saldo neto ha ido mejorando progresivamente a lo largo del trimestre hasta lograr cifras positivas en las últimas semanas del periodo. Vodafone España cerró el mes de junio con saldo residencial de 4.000 líneas móviles de contrato. Esta tendencia positiva se reafirma en las primeras semanas de julio gracias a la buena curva de adopción de las tarifas ilimitadas.

Vodafone España cuenta a 30 de junio de 2019 con casi 2,9 millones de Clientes de Fibra, 89.000 más que hace un año. En total, la cartera de Clientes de Banda Ancha Fija de Vodafone llega a 3,2 millones.

El pasado abril, Vodafone y Orange ampliaron su acuerdo de compartición de redes fijas a nuevas áreas geográficas para aumentar el número de unidades inmobiliarias a la que llegan sus servicios convergentes en un millón. A fin de junio, Vodafone llega con fibra a más de 23 millones de unidades inmobiliarias en España.