Trend Micro

Trend Micro todavía no tiene en España la posición en el ranking de ciberseguridad que realmente merece y, por ello, espera conseguir el máximo puesto no más tarde de 2020. Así lo expresó José Battat, director general de Trend Micro Iberia, en el curso de una reunión con los medios especializados para celebrar sus 30 años en el mercado.

Publicidad

Desde sus inicios, Trend Micro ha sido una organización pionera en ciberseguridad y en la lucha contra un panorama de malware en expansión. La compañía ha crecido hasta convertirse hoy en una organización que factura más de 1.000 millones de dólares anuales, con más de 6.000 empleados en 50 países centrados exclusivamente en la seguridad de la información, un amplio ecosistema de partners y alianzas, y los más de 100.000 clientes de todos los sectores que blindan sus infraestructuras con sus soluciones; entre ellos se encuentran las principales compañías del IBEX 35.

Trend Micro ha crecido hasta convertirse hoy en una organización que factura más de 1.000 millones de dólares anuales

Tal y como se destaca en la información facilitada al efecto, “a lo largo de estos 30 años, nuestra vida personal y profesional se ha transformado con las nuevas tecnologías en inteligencia móvil, social, en la nube y artificial, impulsando nuevos paradigmas de comunicación e intercambio de datos que están evolucionando a un ritmo asombroso. Trend Micro se inspira el desafío de proteger a las personas, empresas y gobiernos de los hackers que amenazan este nuevo mundo en el que tener seguridad no es una pregunta, sino una parte integral de la respuesta”.

Combatir el cibercrimen

“La infraestructura de TI continúa transformándose, el comportamiento de los usuarios se vuelve más arriesgado y las amenazas cambian. Para estar un paso por delante de cibercrimen es clave apostar por la innovación. Y esto es precisamente lo que ha permitido a Trend Micro ofrecer soluciones personalizables y escalables que han influido drásticamente en las tendencias de la industria de la seguridad”.

X = I + U – T

“Apostar por un enfoque de seguridad intergeneracional que permita abordar las amenazas conocidas y desconocidas proporcionando una protección completa en el entorno de seguridad, es la clave del éxito de Trend Micro a la hora de crear soluciones que cumplan con su visión de “hacer que el mundo sea más seguro para el intercambio de información digital”. Esta visión queda representada en la fórmula de Trend Micro con la variable X

Para despejar esta X, Trend Micro emplea una ecuación simple: X = I + U – T. Teniendo en cuenta los cambios en la infraestructura, variable I (Infrastructure); los riesgos de la conducta de los usuarios, variable U (Users); y la capacidad de adaptar la protección a las nuevas amenazas, variable T (Threats). “Es así como la compañía logra estar un paso por delante de “los malos” y calcular esta X para la próxima década, convirtiéndose en un socio estratégico en un mundo conectado para clientes y partners”.

“Se trata de romper con la mentalidad de silo que manejan las organizaciones y países para trabajar por un objetivo común. La ciberseguridad se ha convertido en un importante problema de seguridad nacional, que todos los líderes mundiales tienen que abordar”, explicó José Battat, para añadir: “Lo único que es universal entre los seres humanos es el deseo de vivir con seguridad, y solo cuando nos comprometamos con una visión que abarque todas las perspectivas trabajando juntos contra la amenaza común del cibercrimen, podremos proteger nuestra seguridad rompiendo las barreras de los silos”.

Un 200% más de vulnerabilidades en infraestructuras críticas en 2018

El mayor problema de seguridad de la red en las organizaciones de hoy en día es la imposibilidad de ver de dónde provienen las amenazas. Estamos entrando en la nueva era del IoT y 5G, lo que significa que una enorme cantidad de dispositivos endpoint y su conectividad estarán expuestos a riesgos. En 2020 se prevé que la población mundial ronde los 7.800 millones y que el número total de “dispositivos” conectados alcance los 20.000 millones, casi tres veces más que la población. Y todo esto gracias a avances como IA o el machine-learning, entre otros. Pero ¿qué hay de la seguridad?

En este punto, los posibles escenarios de ataque se extienden llegando incluso a las infraestructuras críticas (CI) de un país. Hablamos de que la ciberseguridad se ha convertido en un punto clave a nivel nacional, pues existen estudios que revelan que los ciberdelincuentes, pueden identificar y explotar el eslabón más débil de estos sistemas conectados, haciendo que un ataque tenga un impacto real sustancial que afectaría a toda la población de un país.

Según una reciente investigación de Zero Day Initiative de Trend Micro, las nuevas vulnerabilidades detectadas en lo que va de 2018 relacionadas solo con sistemas SCADA rondan las 400, lo que representa un aumento del 200% en comparación con el mismo período del año pasado. Esto es solo una pequeña muestra de cómo se amplía la superficie y del potencial alcance de un ciberataque cuando todo está conectado por IoT.

Resolviendo la ecuación

“Como uno de los tres principales proveedores de seguridad global, nuestro trabajo en la resolución de la X para nuestros clientes en la próxima década es ayudarles a comprender los problemas de seguridad en la era del IoT e inculcarles un sentido común de “crisis” -situaciones en las que un peligro obliga a todos las partes a trabajar juntas en pro de la seguridad y la supervivencia-, de modo que los clientes puedan romper los silos de información en sus organizaciones, construyendo un centro de operaciones de seguridad entre unidades”.

“Solo cuando seamos capaces de ver de dónde vienen nuestras amenazas aplicando una perspectiva completamente nueva que cubra todos los aspectos de la ecuación anterior, podremos enfrentarnos a los retos con mayores garantías de éxito y crear un mundo nuevo y valiente en el que la ciberseguridad sea uno de los pilares fundamentales”, concluyó Battat.