La compañía de consultoría, Ayming, ha analizado las principales cifras de la Encuesta realizada por el INE. Y es que, a pesar de los avances, continúa existiendo una gran diferencia entre España y el resto de países de la Unión Europea que destinan de media casi el doble de su PIB para la innovación de las empresas.

Publicidad

El presupuesto que se destina a I+D+i se ha visto aumentado en una centésima hasta alcanzar el 1,20% del PIB en 2017. Sin embargo, son las empresas privadas las que realizan un mayor esfuerzo en materia de innovación y por ello han aumentado su inversión un 7%. A pesar de ello, España sigue sin reducir la brecha existente con el resto de países.

De acuerdo con la compañía, es necesario trabajar para lograr la igualdad entre comunidades, en lo que se refiera a inversión, donde Madrid, Cataluña y País Vasco concentran el 70% de las empresas innovadoras.

Empresas españolas: Bajo acceso a las ayudas públicas y utilización de sus propios recursos 

El gasto en innovación de las empresas españolas rozó los 15.000 millones de euros en el año 2017, con un incremento del 7% con respecto al año anterior.

Y es que, un 1,8% de esta cantidad, representó el gasto en innovación y tecnología de las empresas de 10 o más asalariados. Las fuentes de recursos a las que las empresas optan, en cuanto a las ayudas públicas, son de dos tipos:

   -Créditos a devolver

   -Ayudas directas a fondos perdidos 

Es necesario trabajar para lograr la igualdad entre comunidades, en lo que se refiera a inversión, donde Madrid, Cataluña y País Vasco concentran el 70% de las empresas innovadoras.

Desde Ayming aseguran que de los datos que se desprenden de la Encuesta realizado por el INE se deduce el patrón de comportamiento de las empresas españolas que “principalmente tienen un bajo acceso a las ayudas públicas y que, en segundo lugar, impulsan los procesos de innovación con recursos propios, es decir, si lo márgenes de beneficio operativo lo permiten”. 

A la cola de la UE en número de empleados en puestos relacionados con la I+D según la compañía Ayming 

La situación en la Unión Europea es diferente; de media, el sector público financia un tercio del total de la inversión en I+D+i. Además, con 10 puntos de diferencia en el gasto, se sitúa por encima de España en el ámbito privado.

Por otro lado, España se sitúa en el segundo puesto de la UE, en cuanto al número de trabajadores dedicados a la innovación y el desarrollo. 

Itziar Lora, de Ayming reconoce que; “Hay una evidente necesidad de revertir la situación con un aumento de los presupuestos públicos y con una estimulación de la inversión privada para buscar la convergencia con la Unión Europea. También hay que buscar una igualdad en el interior de España donde tres comunidades: Madrid, Cataluña y País Vasco, concentran el 70% de las empresas innovadoras”.