Toshiba ha puesto en el mercado los primeros proyectores del mundo capaces de hablar, ya que integran una novedosa función de Guía por Voz que simplifica al usuario los procesos de configuración, puesta en marcha y mantenimiento de su equipo. Este sistema esta integrado en los nuevos proyectores X200 y WX200 y solventa fácilmente los problemas típicos que tienen los usuarios a la hora de hacer funcionar estos dispositivos, sin necesidad de recurrir constantemente al manual. Así, el proyector avisa al usuario, por ejemplo, si una señal no está disponible y por qué, si se necesita cambiar o limpiar algún componente o sobre la forma correcta de encender y apagar el dispositivo. También funciona como sistema para el diagnóstico global del estado del proyector ya que puede dar al usuario información detallada sobre los diferentes componentes. Este sistema se completa con las funciones de Autocorrección y Apagado Automático. La primera hace una corrección de la imagen si el proyector no está bien situado y evita al usuario navegar por los menús de configuración. El Apagado Automático permite un encendido y apagado inmediato del equipo simplificando su uso y evitando la necesidad de esperar a que se enfríe la lámpara. Para su uso en entornos profesionales, Toshiba también ha integrado en estos equipos un sistema de protección basado en contraseña para evitar usos no autorizados y la Función LOGO. Esta función sirve para proyectar el logo de la compañía durante las pausas, acabar la presentación o cuando el equipo carece de señal, con lo que funciona como sistema de seguridad y de personalización del equipo.
Fabricante: Toshiba

Publicidad