portátiles Portege X30-F dynabook
portátiles Portege X30-F dynabook

Dynabook ya es una realidad. Y es que, la nueva nomenclatura de Toshiba acaba de empezar a comercializar sus primeros portátiles en Europa. El lanzamiento de los nuevos equipos -Portégé X30-F y Tecra X40-F- se realiza coincidiendo con la celebración hoy en Japón del ‘Día dynabook’, marca con 30 años de trayectoria en el país asiático.

Publicidad

Los dispositivos, pertenecientes a la nueva serie F de Dynabook, integran procesadores Intel Core de octava generación Whiskey Lake, función Modern Standby, que reduce el consumo del equipo en estado de reposo, y memoria Intel Optane para acelerar la capacidad de respuesta. Además, cuentan con un touchpad de precisión con lector de huella dactilar y un nuevo ventilador que mejora el flujo de aire, la refrigeración y reduce el ruido.

Según Damian Jaume, presidente de Dynabook Europe GmbH, “Toshiba lanzó el primer ordenador portátil del mercado, el T1100, en 1985, y desde entonces hemos mantenido la vanguardia tecnológica y la calidad como nuestras señas de identidad. Con estos nuevos portátiles, bajo nuestra nueva denominación dynabook, mantenemos esa identidad”.

Conectividad, rendimiento y fiabilidad garantizadas

Esta última generación de portátiles de Dynabook está equipada con Windows 10 Modern Standby (MS), la evolución del modelo de alimentación Windows 8.1 Connected Standby que permite incorporar el sistema que emplea un smartphone a un PC. Modern Standby utiliza cualquier red disponible -WiFi, banda ancha móvil o cable Ethernet- para mantener el equipo encendido y conectado a Internet, garantizando un bajo consumo energético en reposo.

Los nuevos portátiles también incluyen el ultimo estándar de conectividad inalámbrica WiFi 6 (802.11ax) que ofrece mayor velocidad de conexión, así como capacidad de respuesta y gestión en entornos con alta densidad de conexiones.

Los nuevos portátiles de Dynabook también incluyen el último estándar de conectividad inalámbrica WiFi 6

En lo que se refiere a prestaciones de almacenamiento, disponen de tecnología Intel Optane, capaz de aprender las funciones que el usuario utiliza con más frecuencia -desde el inicio del sistema hasta la búsqueda de archivos o la ejecución de un programa-, para posteriormente acelerar estos procesos y reducir los tiempos de espera.

Asimismo, cabe destacar el nuevo ventilador S-Type que mejora el efecto de enfriamiento (el volumen de aire aumenta un 10%) y requiere una velocidad menor de rotación para un funcionamiento más silencioso.

Por último, el Portégé X30-F y Tecra X40-F cumplen los más altos estándares de seguridad. Además de incluir una BIOS de fabricación propia y el chip de cifrado TPM 2.0, disponen de funciones avanzadas como protección Secure Launch y System Management Mode.