toshiba hdd empresariales
toshiba hdd empresariales

“Por una simple cuestión de equilibrio capacidad/precio, mucha información seguirá almacenándose en discos duros”. Este es el argumento de base que, según el director senior de Desarrollo de Negocio de la unidad HDD de Toshiba Electronics Europe, Rainer Kaese, explica el importante peso que mantienen, y seguirán manteniendo, los discos duros mecánicos en el mundo del almacenamiento y en el que Toshiba sigue jugando un papel protagonista, tanto en el segmento de consumo como en el segmento empresarial.

Publicidad

En este último, Toshiba es un actor más que relevante y no pierde el paso. No en vano, las oportunidades son tan ingentes como los volúmenes de datos que diariamente creamos los humanos “siempre conectados” y a los que también se han sumado las máquinas, que se prevé crearán más de 90 Zetabytes en 2025.

En ese año, los HDD aportarán el 59% de la capacidad necesaria para almacenar los 175 Exabytes que el universo global de datos habrá alcanzado, desde los 33 Exabytes que suponía en 2018. En un encuentro con la prensa especializada, Kaese se apoyó en estos datos de la consultora IDC para poner de manifiesto el “discreto encanto” de los HDD y repasó el camino que ha llevado a la empresa nipona a convertirse en la primera en lanzar, a principios de este año y dentro de su serie MG de HDD empresariales de 3,5” y alta capacidad, un disco duro con tecnología de grabación magnética convencional con una capacidad de 16 TB: nueve platos, cada uno con 1.778 MB; y 18 cabezales. De esta forma se consigue mayor densidad de almacenamiento con dos elementos lectores que, además, detectan y cancelan las señales que las pistas que pueden suponer cualquier tipo de interferencia.

La serie MG de HDD empresariales de Toshiba está específicamente dirigida a entornos servidor y sistemas de almacenamiento críticos

El MG08 de 16 TB de Toshiba es la segunda generación de su familia de HDD empresariales con sellado de helio, una tecnología que introdujo en 2018 en sus HDD empresariales de la serie MG de 14 TB, los primeros con nueve platos. Y es la octava generación de su familia de discos duros de capacidad empresarial, la serie MG.

La serie MG de HDD empresariales de Toshiba está específicamente dirigida a entornos servidor y sistemas de almacenamiento críticos, arrays de almacenamiento empresarial, servidores y sistemas de almacenamiento industriales, almacenamiento en la nube, así como a aplicaciones Big Data, sistemas de archivos distribuidos y sistemas archivo y recuperación de datos. Todos ellos, entornos en los que, por supuesto, el rendimiento tiene mucha importancia (en este campo, Toshiba juega con su serie AL), pero no tanta como la capacidad.

Helio, más capacidad y menos consumo energético

El lanzamiento de los MG08 es un hito que, como explicó Kaese, es posible gracias a innovaciones como la sustitución del oxígeno por helio. Este gas, que tiene una séptima parte de la densidad del aire, permite reducir el grosor de los platos, los cuales no tienen que lidiar con tanta turbulencia, y esto permite incorporar en la carcasa un mayor número de platos.

El reto no es banal. No hay que olvidar que estos discos deben poder rotar muy rápido, a 7.200 rpm, sin interferir entre sí, además de ser al mismo tiempo lo suficientemente duraderos y fiables para mantener la integridad de los datos almacenados en ellos. Así mismo, y dado que el helio se mueve constantemente, la compañía ha desarrollado un proceso propio de soldadura láser de precisión que posibilita un sellado hermético que garantiza que el helio permanece dentro de la carcasa.

El incremento de la capacidad no es la única ventaja de esta nueva generación de HDD empresariales. También lo es la progresión que suponen en términos de eficiencia energética. Al ofrecer menor resistencia, el helio reduce la fricción y la vibración del disco de forma que su giro es más uniforme, lo que redunda en un menor consumo de energía. En una operación aleatoria de lectura/Escritura el MG08 de 16 TB consume 7,7 w (con una interfaz SATA) y 8,2 w (SAS); una ratio que se reduce hasta los 4 w en reposo. Además, y este es otro aspecto clave, la precisión de posición de la cabeza y la acústica también mejoran.

Toshiba no se para y Kaese adelantó que la compañía ya prepara una actualización de sus HDD MG08 de 3,5” de 4, 6 y 8 TB rellenos de aire con el objetivo de facilitar la evolución de las infraestructuras de almacenamiento de sus clientes que soportan aplicaciones heredadas. El roadmap contempla el lanzamiento de los MG08 de 4 TB en el tercer trimestre de este año, mientras que los de 6 y 8 TB llegarán al mercado en el primer trimestre de 2020. Por otro lado, ese mismo año también llegarán los MG08 con una capacidad de 18 TB, en los que muchos ojos están ya puestos.

Los HDD empresariales MG08 de 16 TB de Toshiba son punteros y, sin embargo, utilizan la tecnología TDMR de grabación magnética bidimensional. En un nuevo paso hacia delante, en los MG08 de 18 TB Toshiba hará uso la tecnología SMR (Shingled Magnetic Recording) de grabación magnética simulada y la tecnología MAMR (Microwave Assisted Magnetic Recording) de grabación magnética asistida por microondas.

La tecnología SMR permite incrementar aún más la densidad de almacenamiento y, en consecuencia, la capacidad total de la unidad. Esto es posible porque en la grabación SMR las nuevas pistas se superponen en parte de la pista magnética escrita con anterioridad, a diferencia de las unidades de discos duros convencionales, que realizan una grabación perpendicular.

La tecnología MAMR implica, por su parte, una modificación de la cabeza de escritura que le permite emitir, sobre la superficie del plato, microondas que reducen en su resistencia a la transferencia, con la ventaja de que no es necesaria modificar la estructura interna del disco, lo que se traduce en un menor coste. Este aspecto no es trivial si tenemos en cuenta, como apuntó Kaese, que el precio de una unidad MG de 16 TB ronda los 400 euros.

A este respecto y si bien Toshiba ha optado por MARM como tecnología de asistencia, Kaese confirmó que mantiene su línea de investigación en la tecnología HAMR (Heat Assisted Magnetic Recording) de grabación magnética con asistencia térmica, basada en el calentamiento de la superficie del plato para facilitar la grabación.

Por último, Kaese no quiso pasar por alto otro aspecto clave y lo demostró con una conexión al centro de datos de e-shelter en Frankfurt para lanzar diferentes benchmark sobre los HDD, unas pruebas que confirman una de las fortalezas que mantiene a Toshiba en una posición líder en el mercado de almacenamiento empresarial: la práctica inexistencia de fallos en sus unidades. En este sentido, el experto comparó el concepto de Mean Time to Failure (MTTF) o tiempo medio hasta el fallo con el de AFR (Annualized Failure Rate) o tasa de fallo anual, antes de facilitar un dato que, sin duda, hace felices a sus clientes: la tasa media de fallo anual de los HDD empresariales de Toshiba se sitúa en un 0,35% y, solo, entre tres y cuatro unidades de un grupo de 1.000 HDD experimentarán un fallo al año durante su periodo de garantía, que se prolonga cinco años.