movil desprotegido
movil desprotegido

Tienes el móvil desprotegido. No, tu móvil no es el Alcatel-One Touch ni el Nokia 3310 con el que mandabas SMS a tus amigos. Sí, en aquellos años podías presumir de móvil y sabías que el único problema que podías tener era perderlo. Básicamente porque tenías que ir tecleando uno a uno todos los contactos que habías perdido. Por lo demás, la seguridad no importaba: a fin de cuentas, el juego de la serpiente iba a encontrarse en el próximo móvil que te compraras.

Publicidad

Con la llegada del smartphone se abrió ante los usuarios un inmmeso universo de apps, juegos, servicios de mensajería. Ya no hacía falta que llevarás una cámara para hacer fotos: tu smartphone las hacía. También se acabó eso de comprar un GPS: el smartphone te guiaba hacia donde tu quisieras. De hecho, el móvil, en muchos casos supera en potencia y prestaciones a muchos de los obsoletos PCs que se encuentran todavía en hogares y empresas. Y sin embargo, los usuarios creen que son invulnerables. No creen que les afecte la seguridad y la realidad es que todos ellos, tienen problemas de seguridad. Sí, tienes el móvil desprotegido y te da igual. Lo sabes, pero crees que a ti «nunca te va a pasar».

Los datos son demoledores, la última encuesta de Kaspersky Lab muestra que la mitad de los dispositivos móviles en todo el mundo están en riesgo por no tener una protección adecuada contra posibles ataques y malware. Además, el informe muestra la escasez de conocimientos de los usuarios sobre cómo proteger sus dispositivos móviles de manera efectiva. Los datos avalan y apoyan la campaña de sensibilización sobre malware móvil de Europol enmarcada dentro del Mes Europeo de la Ciberseguridad.

Sólo un 22% de los usuarios es consciente de los peligros que acarrea tener el móvil desprotegido

De los 12.000 usuarios encuestados por Kaspersky Lab en 21 países, entre los que se encuentra España, sólo el 57% de las tablets tiene instalada una solución de seguridad (62% en España), y solo el 53% en el caso de los smartphones (58% en el caso de España). Los usuarios tienden a proteger sus ordenadores (88%) mucho más que sus dispositivos móviles, lo que supone un error enorme si tenemos en cuenta  la cantidad de información importante y personal que contienen.

El informe muestra que los usuarios no son conscientes de la necesidad de proteger sus dispositivos móviles con una solución de seguridad. Mientras que el 52% de los españoles piensa que sus ordenadores de sobremesa y portátiles sí necesitan software de seguridad, sólo el 40% piensa lo mismo acerca de su smartphone o tablet. De hecho, uno de cada cinco (22%) usuarios no son aún plenamente conscientes de los peligros del malware móvil.

Un móvil desprotegido

Algunos – muy pocos – usuarios sí intentan proteger sus dispositivos móviles. Sin embargo, se limitan en gran medida al uso de contraseñas – el 81% tiene clave de acceso en sus ordenadores y el 82% han protegido sus smartphones con esta medida de seguridad. Esto es preocupante porque, mientras que las contraseñas pueden proteger físicamente el dispositivo de que lo utilicen o accedan personas no deseadas, no protege frente al malware malicioso, ciberfraude o ataques de phishing. Sólo el 43% de los consumidores españoles ha protegido sus dispositivos móviles con una contraseña y una solución de seguridad, dejando más de la mitad de los dispositivos móviles del mundo vulnerables a la ciberdelincuencia.

Los hallazgos son preocupantes teniendo en cuenta la proliferación de peligros online a los que los dispositivos móviles están expuestos. Muchos de ellos son simplemente consecuencia de las actividades online de los usuarios y el hecho de que almacenan y comparten datos a través de sus dispositivos móviles. Según la encuesta, entre los usuarios que se enfrentaron a ciberamenazas, el 18% ha acabado con su smartphone Android infectado y el 22% ha terminado con los datos del dispositivo interceptados.