La época de rebajas es una de la de más demanda de las tiendas. La ventaja es que ahora, las tiendas físicas ya tienen la posibilidad de conocer a sus clientes, a cada persona que entra en sus establecimientos, para poder ofrecerle aquello que más se adapta a sus gustos o necesidades gracias a la IA. Un ejemplo de ello es el sistema de gestión de contenidos inteligentes Ladorian iDS se presenta como “el Google del espacio físico”, ya que traslada las ventajas que ofrece Internet a los comercios a pie de calle: les permiten ofrecer contenido a su público en función de su comportamiento, igual que sucede cuando están navegando en la red.

Publicidad

Existen varios parámetros y datos que al cruzarlos hacen posible conocer el perfil del cliente de un comercio. Ladorian extrae información de los históricos de venta- el establecimiento puede saber en qué momento y qué día se consume más un producto determinado- y gracias a la inteligencia artificial puede conocer en tiempo real el sexo de las personas que están en el local, la edad aproximada, los colores, las ‘zonas calientes y frías’ del establecimiento, etc. Unos datos que son muy valiosos para poder ofrecerle al cliente la información que para él es más útil.

Ahora que se está en época de rebajas, las tiendas físicas ya tienen la posibilidad de conocer a sus clientes

“Gracias a esta tecnología es el contenido el que busca al cliente y no al revés, igual que sucede en Internet. Cuando los comercios conocen bien a su público le pueden ofrecer información de su interés y evitar así saturarles con promociones que no necesitan. Por ejemplo, no tiene ningún sentido que se ofrezca publicidad de productos de bebé a adolescentes”, asegura Alejandro Gutiérrez-Bolívar, CEO de Ladorian.

Pero ¿sabe el cliente a qué estímulos se expone cuando entra en un punto de venta?

Según Ladorian son los siguientes:

  • Música ambiental o videoclips en pantallas: según el tipo de público que entra en un establecimiento, el número de personas que se encuentran en él y el comportamiento de estos en los locales, se selecciona un determinado tipo de música que se adapte a los gustos del cliente y haga su estancia más agradable.
  • Impresión del ticket de compra, sms o notificación vía app: los comercios tienen a su alcance distintas vías para comunicarse con sus clientes y fidelizar las compras. Hasta ahora, se ofrecían promociones para la próxima compra sin ningún criterio. Sin embargo, gracias a la tecnología es posible filtrar cada promoción según el gusto del cliente y sus hábitos de compra y ofrecérsela solo al que le pueda interesar.
  • Pantallas inteligentes: las pantallas que ve el cliente en los comercios ya no emiten publicidad en bucle sin sentido. La tecnología de Ladorian permite que el usuario reciba solo el contenido que le interesa, tal y como sucedería en Internet. Esto lo consigue mediante una distribución inteligente del mismo, es decir, aplica un algoritmo mediante el cual se difunde el contenido de forma personalizada según el tipo de cliente, el momento del día o el stock de productos.

La ‘comunicación inteligente’ ha entrado en los puntos de venta físicos. La tecnología dota a los establecimientos de nuevas herramientas para llegar a sus clientes y consigue que aumenten las ventas en un 30% de media. Por su parte, permite al consumidor encontrar la mejor oferta en el momento que se encuentra comprando.