ciberamenazas sophos ricardo mate
ciberamenazas sophos ricardo mate

Sophos ha experimentado un crecimiento tres veces superior al del mercado de ciberseguridad en España, impulsado por su desarrollo I+D y su estrategia de negocio. Así lo confirma Ricardo Maté, director general de Sophos, precisando que la compañía ha registrado un aumento del 36% en los ingresos en el último año fiscal cerrado en marzo de 2018, cuando el sector se estima que progresa a un ritmo de entre un 10% y un 12% interanual.

Publicidad

El 50% del crecimiento de la compañía procede de las grandes cuentas, algo que Sophos Iberia se propuso al iniciar el año fiscal. En total, el fabricante cuenta actualmente con 7.000 clientes localmente, habiendo incorporado 600 nuevos a su cartera en este último periodo. Para conseguirlo, no solo ha apostado por el desarrollo de I+D como por su estrategia de negocio, sino que además ha reforzado su plantilla, incrementado el número de trabajadores en un 57%, llegando a ser actualmente 22 empleados en Iberia, por lo que este verano estrenará nuevas oficinas en su sede en Madrid.

Sophos ha crecido un 22%, alcanzando unos resultados de hasta 770 millones de dólares de facturación

A nivel global, Sophos ha crecido un 22%, alcanzando unos resultados de hasta 770 millones de dólares de facturación con la incorporación de 40.000 nuevos clientes, llegando a sumar unos 300.000 clientes en todo el mundo. Su crecimiento global también triplica el del mercado de la ciberseguridad a nivel mundial, que creció un 7%. En este sentido, Maté ha augurado que esta tendencia se mantendrá al alza y permitirá alcanzar el objetivo marcado para 2020: que no es otro que el de convertirse en una “One Billion Company’.

Como metas para el próximo año en el mercado español, Maté se ha propuesto crecer al menos 2 veces el mercado nacional de la ciberseguridad, a través de la captación de nuevas grandes cuentas e incrementando su posición en el denominado midmarket. Para ello, Maté continuará desarrollando la estrategia con el canal ofreciendo formación y certificación, además de centrarse especialmente en la modalidad de proveedor de servicios gestionados (MSP, por sus siglas en inglés), categoría en la que esperan alcanzar los 120 partners durante el ejercicio en curso.

Potencial del mercado español

Sophos ha analizado el mercado español de la ciberseguridad y enfatiza su potencial de crecimiento a pesar de su madurez. Apoyándose en datos de la consultora PWC, Maté destaca importantes realidades como que el 49% de las empresas españolas no cuentan con una estrategia de ciberseguridad, que el 53% ni siquiera ofrece formación a sus empleados para protegerse contra los cada vez más sofisticados, virulentos y frecuentes ciberataques, un 55% no tienen procedimientos para responder a un incidente de seguridad o que un 41% son incapaces de identificar la autoría de un ciberataque.

Esta situación se intensifica en las pequeñas y medianas empresas, explica Maté, quien además recuerda que muchas de éstas tienen una solución antivirus tradicional para proteger sus negocios, sin saber que no es suficiente, ya que el malware genérico solo supone el 12% de los ciberataques, el ransomware se eleva ya al 26% de los mismos y otro 20% del malware avanzado usa las vulnerabilidades para atacar.

Disponibilidad de un porfolio completo para proteger la empresa

Para hacer frente a este panorama, Sophos apuesta por la sencillez de uso de sus soluciones y su eficiencia en la detección de ciberamenazas. Del porfolio de productos, Maté destaca la seguridad sincronizada que proporciona Sophos Central, la consola en la nube que sirve para gestionar no solo la seguridad en el puesto de trabajo sino también la red, ofreciendo protección contra ransomware, phishing, ataques de día cero, entre otras amenazas.

Además, la eficacia de Intercept X permite proteger el puesto de trabajo especialmente contra los ataques de ransomware. Esta solución está siendo usada por 1.500 clientes de Sophos, lo que supone entre 300.000 y 400.000 puestos de trabajo de empresas e instituciones en España y Portugal, como relevantes clientes de la administración pública española, reconocidas empresas de seguridad física o grandes retailers nacionales.

Para terminar, Maté precisa que este año Sophos centrará su estrategia en la protección del puesto de trabajo con Intercept X y la nueva funcionalidad de EDR, en la Seguridad Sincronizada (XG Firewall, Visibilidad de las Aplicaciones y CASB), en la formación de usuarios con PhishThreat, y en el cifrado de datos con Safeguard para cumplir con la nueva regulación de la protección de datos (GDPR) impulsada por la UE.