Las organizaciones tienen en la seguridad uno de los focos más importantes de su estrategia TIC. Y es que, el número de riesgos crece de forma exponencial. Está claro que las nuevas tendencias tecnológicas favorecen la productividad de las organizaciones, y la incorporación de nuevos avances es una constante en la práctica totalidad de las organizaciones. La seguridad es un factor relevante por lo que es imprescindible contar con la tecnología y las soluciones de protección que ofrecen empresas punteras como HP.

Publicidad

Y es que, sin seguridad, todos los avances que se están produciendo se quedarían en nada. ¿De qué sirve tener la mejor herramienta de Analytics del mercado si un ciberdelincuente se introduce en los sistemas de la compañía? Los ejemplos, son múltiples y todas las semanas se informa acerca de casos de ciberataques a empresas. No obstante, el incremento en el número de ciberataques para las organizaciones es que éstas se han dado cuenta de la importancia de tomar medidas para proteger los equipos, los datos y las aplicaciones. Es cierto que todavía queda camino por recorrer en lo que se refiere a aspectos como la formación de los usuarios o dejar de considerar las estrategias de ciberseguridad como un gasto en vez de como una inversión, pero también es verdad que las políticas de seguridad por parte de las empresas son algo que ya es prioritario para las compañías.

Errores que se cometen

Uno de los errores que a menudo se observa cuando se analiza la estrategia de seguridad de una empresa, tiene que ver con las malas políticas de actualización de software y en este sentido, el equipamiento toma especial relevancia. Nos encontramos en la era de la movilidad y, además de los smartphones, el dispositivo más utilizado en cualquier organización es el portátil. Desde HP se pone especial foco en la seguridad de todo el equipamiento que fabrican. Y es que, la seguridad básica que incorporan muchos portátiles del mercado no es suficiente para satisfacer la problemática de la ciberseguridad de las empresas actuales.

El caso es que a la hora de adquirir un nuevo parque de portátiles o de mantener el equipamiento que tienen las empresas, se suelen observar dos aspectos:

#1 Portátiles antiguos y obsoletos

Por política de costes, las empresas tienden a tener un equipamiento anticuado. El problema de estos equipos es que, además de reducir la productividad del empleado, no cuentan con las medidas de seguridad necesarias para garantizar los datos de una empresa. Por eso, conviene empezar a pensar en la renovación de ese parque obsoleto y sustituirlo por equipos como el HP EliteBook x360, que incorpora Windows 10 y que garantiza tener el acceso a las principales actualizaciones del sistema operativo.

Tener un equipo desfasado implica asumir riesgos que las empresas no deberían tener. Lo ideal es contar con dispositivos que integren capacidades de seguridad con novedosas herramientas como HP Sure View, una tecnología pionera que se activa con solo pulsar una tecla y que funciona como un filtro de privacidad, reduciendo el ángulo de visión de la pantalla a 35 grados, para evitar miradas indiscretas.

Las empresas deben de ser conscientes de que la protección es una prioridad. Perder datos, no sólo afecta a la productividad de una organización sino que también puede hacer que se enfrente a multas importantes. Por eso herramientas como HP Sure Start, incluidas en los equipos HP EliteBook x360,ofrecen una protección instantánea contra ataques ocultos que se escapan a los antivirus gracias a la protección por hardware con capacidad de autorreparación que recupera la BIOS de forma automática. Pero es cierto que la seguridad al 100% no está garantizada, así que ninguna organización está exenta de no verse afectada por el malware. En este sentido, los equipos de HP incorporan HP Sure Click que detiene la expansión de malware transmitido por navegador y de documentos infectados con una solución que aísla cada uno en su propio contenedor virtual.

#2 Una inversión garantizada

La adquisición de nuevo equipamiento ha de verse siempre como una inversión que mejora la productividad de las empresas. Por eso conviene elegir un portátil que ofrezca el mayor número de funcionalidades, que aporten medidas de seguridad extra y que protejan los datos de la empresa. Este apartado es muy importante, puesto que con tener acceso a las actualizaciones y parches de seguridad de Windows, no es suficiente. De la misma forma que al portátil se le dota de un antivirus nada más adquirirlo, también es importante contar con portátiles cuyo fabricante incorpore las últimas medidas en materia de seguridad, un aspecto que en HP se toman muy en serio. Se trata de estar actualizado, de tener equipos que ofrezcan la última tecnología, para que evite problemas y proteja los datos de la organización. En este sentido, los equipos de la familia HP EliteBook son perfectos ya que incluyen todo un batallón dispuesto a defender la información de la empresa con soluciones como HP Sure Run; una protección con capacidad de autorreparación a fin de mantener las aplicaciones y procesos críticos en funcionamiento aunque el malware intente acabar con los mismos. Además estas máquinas incorporan HP Multi-Factor Authenticate por la que el portátil está protegido con hasta tres factores de autenticación, lo que garantiza el acceso al mismo de personas que no sean el propio usuario.

Finalmente, otro dato a tener en cuenta reside en las actualizaciones. Muchos portátiles con los que se trabaja en las empresas, por ejemplo, todavía funcionan con Windows 7, un sistema operativo al que Microsoft ya ha puesto fecha de caducidad: el 14 de Enero del año que viene, momento en el que dejará de prestar soporte técnico. Esto quiere decir que los portátiles con este S.O. dejarán de tener acceso a actualizaciones o a nuevos parches de seguridad, por lo que los datos de cualquier organización pueden estar más expuestos a sufrir cualquier ciberataque con el consiguiente riesgo de pérdidas económicas o reputacionales. Con los HP EliteBook x360 vienen incorporadas las últimas actualizaciones de Windows 10, por lo que las empresas saben que la seguridad del sistema operativo es la última disponible.

En definitiva, a la hora de elegir un portátil hay que tener en cuenta la flexibilidad y el incremento de la productividad que aporta, pero el apartado de la seguridad, como hemos explicado debería ser un factor esencial a la hora de elegir un equipo u otro ya que ayudan a proteger a la organización de cualquier riesgo de seguridad.