La multinacional del automóvil SEAT ha confiado una vez más en T-Systems, filial de servicios TIC para grandes empresas de Deutsche Telekom, para albergar las apps de su coche conectado en las infraestructuras Cloud de la multinacional alemana.

Publicidad

Durante la presentación del coche conectado el pasado mes de marzo en el Mobile World Congress 2015, SEAT manifestó la necesidad de disponer de una serie de herramientas que garanticen como máxima prioridad la seguridad al volante de los conductores, un entorno seguro del sistema y la velocidad en el desarrollo de las apps para su nueva generación de vehículos.

Por ello, el fabricante de coches dispone ya de dos entornos para el desarrollo y publicación de las diferentes apps que vaya lanzando al mercado, lo que permite poner a disposición de cada desarrollador de aplicaciones de SEAT distintos entornos en un único Centro de Datos virtual. La implementación de estos entornos se realiza a través de la plataforma vCloud de T-Systems, que permite de manera ágil la colaboración entre las distintas empresas de desarrollo involucradas en un proyecto.

Por otro lado, SEAT dispondrá también de una infraestructura virtual Cloud que permita la prueba y validación de las apps antes de su lanzamiento y, todo ello, en un entorno que garantiza un elevado nivel de seguridad y estabilidad en ambas plataformas. En este sentido, las apps de la compañía y los entornos de desarrollo o serie no almacenan datos de los usuarios, por lo que los conductores de SEAT pueden estar 100% seguros de que su privacidad está protegida.

Los vehículos de la firma emplean la tecnología  Mirrorlink, que permite que todo el contenido del smartphone aparezca en las pantallas del coche de manera segura y sin que ello suponga una distracción para el conductor, ya que todas las apps se manejan sin necesidad de apartar la vista de la carretera. En esta línea, en el salón del automóvil de Frankfurt, la compañía desveló la nueva gama SEAT Connect, que ya se encuentra en el mercado, equipada con tecnología Full Link (Mirrorlink, Android Auto y Car Play) que permite la compatibilidad con cualquier smartphone, y la exclusiva SEAT ConnectApp preinstalada en el dispositivo SAMSUNG que se entrega con ellos. Además, será posible también la conexión de wearables, con todas las posibilidades que trae consigo la interacción de estos nuevos dispositivos con el ecosistema del coche.

Todas estas funcionalidades ya están disponibles en los  coches de SEAT, que se pondrán a la venta en los 75 países en los que opera el fabricante.

La empresa automovilística ha elegido a T-Systems por su colaboración en otros proyectos desde hace años y su experiencia, fiabilidad y rapidez en la implementación de entornos y soportes en la Nube. Además, la flexibilidad ofrecida en estos servicios es clave para adaptarse a las exigencias y requerimientos cambiantes que surgen en el entorno de desarrollo y publicación de apps.