SAP joao paulo da silva
SAP joao paulo da silva

Dejar de ser un compañía exclusiva de ERP, aunque fuera la principal (por no decir única) fuente de recursos cambió para siempre a SAP. A base de adquisiciones y de apuestas por proyectos y tecnologías que, en su momento, fueron más que cuestionadas han permitido a la multinacional alemana convertirse en un gigante del mundo del software y que ahora se embarca en diferentes tecnologías emergentes como Blockchain, Inteligencia Artificial o IoT que permiten presumir a la compañía de unos excelentes resultados y una posición privilegiada de cara al futuro.

Publicidad

En una rueda de prensa organizada para presentar al nuevo responsable de SAP en España, Rafael Brugnini, el director saliente y que afronta ahora nuevas responsabilidades en diferentes países, Joao Paulo da Silva, hizo un repaso de cuál es la situación de la firma en nuestro país y a nivel mundial.


También te puede interesar:
Iniciación en SAP Cloud Platform (SAP CP)

Nuestro país es una de las locomotoras de la multinacional con crecimientos anuales de doble dígito. El año pasado facturó algo más de 423 millones de euros, lo que supone un crecimiento de poco más del 22% con respecto a 2016. “La nube es uno de los principales elementos clave en nuestros resultados. Ahora mismo por cada euro que vendemos OnPremise, se venden 1,5 euros de soluciones o servicios en la nube”, afirmó da Silva.

Nuestro país es una de las locomotoras de SAP con crecimientos anuales de doble dígito

La compañía crece en todos los sectores, aunque es el sector público del único del que la compañía puede tener alguna queja. Y es que la incertidumbre política “hace que este sector esté muy parado” afirmó el director saliente de SAP en España.

Asimismo da Silva tiró algún dardo al nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez a cuenta de las subidas de impuestos a empresas tecnológicas: “SAP paga todos sus impuestos en España. Puedo asegurar que son muchos impuestos. Otras compañías prefieren pagar impuestos en otros países que les ofrecen condiciones más ventajosas”. En definitiva, el directivo vino a recordar que si se sigue apostando por subidas desmesuradas de tasas impositivas, otros países, más atractivos fiscalmente se aprovecharán de esta tesitura.