A la espera de lo que resuelvan sobre la adquisición de Red Hat por parte de IBM el próximo 27 de junio las autoridades comunitarias (en EE.UU. ya lo resolvieron sin  poner ninguna condición al acuerdo), la compañía norteamericana sigue presumiendo de ser la firma que, gracias a su labor de puente con el ecosistema Open Source, ayuda a las empresas a poder realiza de forma correcta la transformación digital.

Publicidad

En una rueda de prensa celebrada en las oficinas de la compañía en Madrid, Julia Bernal, country manager de Red Hat, hizo una apuesta clara por la nube híbrida como modelo para llevar a cabo esa digitalización. En opinión de la máxima responsable en nuestro país de Red Hat, «creemos que lo más importante para cualquier empresa que quiere migrar a la cloud híbrida y a los entornos multicloud, lo que juega un papel más importante es la plataforma porque las empresas quieren que sus aplicaciones funcionen de la misma forma independientemente de dónde se ejecuten. Por este motivo, el 90% de las aplicaciones se ejecutan bajo entornos Linux y por eso, Red Hat Enterprise Linuxa favorece la portabilidad de aplicaciones tanto en entornos de nube como en entornos on-premise».

Julia Bernal, country manager de Red Hat: «el ecosistema Open Source, ayuda a las empresas a poder realiza de forma correcta la transformación digital»

Además Julia Bernal ha destacado la importancia que va a tener la versión 4 de su plataforma OpenShift. Tal y como ha expuesto, esta nueva versión de su plataforma para gestionar kubernettes, «permiten que las empresas vayan a poder migrar sus aplicaciones a la nube híbrida y a entornos multicloud de la misma forma con que lo hacen en los entornos de cloud pública». Segúnun estudio de IDC para el año 2020, más del 90% de las organizaciones globales tendrá implementada una estrategia multicloud. La principal ventaja es que Red Hat OpenShift 4 simplifica los despliegues híbridos y multicloud para acelerar la manera en que las organizaciones de TI despliegan nuevas aplicaciones, ayudandolas a mejorar y diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo.

Tal y como expuso Bernal, todo esto no es posible sin contar con dos elementos: «Talento y tecnología open source. Ambos favorecen de forma clara la innovación». No le falta razón, sobre todo si se tiene en cuenta que en la actualidad existen alrededor de 23 millones de desarrolladores open source. «Se trata de un modelo colaborativo en el que Red Hat lleva trabajando desde su nacimiento, que ha permitido crecer a numerosas empresas y que a porporcionado innumerables ventajas tanto a fabricantes y desarrolladores como a usuarios»