servidores dedicados ovh

OVH innova para satisfacer las necesidades de los profesionales: conforme evolucionan las demandas de los clientes de OVH, también lo hace la oferta «bare metal» del grupo, que ahora se dividirá en cuatro gamas para ofrecer mayor simplicidad sin perder los valores fundamentales de disponibilidad, flexibilidad y uso de componentes de última generación. La gama Rise combina sencillez y rendimiento para cubrir las necesidades de negocios muy pequeños; la gama Advance está diseñada para la pequeña y mediana empresa y permite un rápido despliegue de las aplicaciones; la gama Infraestructura se dirige a empresas y organizaciones con requisitos críticos en materia de capacidad de red, cálculo y almacenamiento; y por último, la gama HG (Alta Gama) está especialmente pensada para computación sumamente intensiva, big data e infraestructuras hiperconvergentes.

Publicidad

La oferta «bare metal» de OVH ahora se dividirá en cuatro gamas

Ya sea para comenzar en el cloud, apoyar el crecimiento de los negocios o cumplir requisitos críticos de las empresas, las cuatro nuevas gamas «bare metal» de OVH ofrecen un amplio espectro de configuraciones que aprovechan las últimas innovaciones tecnológicas. De esta forma, los clientes disponen de soluciones optimizadas, e incluso personalizadas, para cada una de sus necesidades particulares.

«En un mercado en el que las soluciones cloud son cada vez más numerosas y complejas, nosotros hemos optado por la simplificación sin comprometer en absoluto lo que hace diferentes y atractivas a las soluciones de OVH: relación rendimiento-precio competitiva, rapidez de entrega y una gama de productos amplia», indica Xavier Perret, vicepresidente ejecutivo y director digital y de marketing de OVH. «Mediante esta nueva oferta, OVH ratifica su aspiración a defender un cloud que sea smart: sencillo (S), multilocal (M), accesible (A), reversible (R) y transparente (T)».

El mejor «bare metal» disponible en apenas 120 segundos

A través del sitio web de OVH cada profesional puede encontrar la solución de «bare metal» más adecuada para sus expectativas y el nivel de criticidad de su infraestructura. Gracias al control de extremo a extremo de su línea de producción y a sus procesos automatizados, OVH no solo permite a sus clientes seleccionar uno o más servidores dedicados con un solo clic, sino también disponer de ellos en tan solo 120 segundos.  Este es un beneficio significativo en un entorno donde la rapidez en la ejecución es clave para la competitividad empresarial.

Es fácil añadir potencia de cálculo o capacidad de almacenamiento, si es necesario, para soportar el volumen de datos a tratar