Dos de cada cinco ordenadores industriales tuvieron que hacer frente a ciberataques durante la segunda mitad de 2016. Estas cifras se incluyen en el estudio “Panorama de amenazas para los sistemas de automatización industrial de la segunda mitad de 2016” realizado por Kaspersky Lab.

Publicidad

El porcentaje de ordenadores industriales que sufrieron ataques creció desde el 17% en julio de 2016 hasta más del 24% en diciembre del mismo año. Como principales fuentes de infección el informe apunta: Internet, los dispositivos extraíbles de almacenamiento y los adjuntos con contenido malicioso de los correos electrónicos y los scripts integrados en el cuerpo de los correos.

A medida que la tecnología y las redes corporativas industriales están cada vez más integradas, más cibercriminales desvían su atención hacia estas infraestructuras y las ven como potenciales objetivos. Explotando vulnerabilidades en las redes y en el software utilizado, los atacantes pueden hacerse con información relacionada con los procesos de producción o, incluso, parar las operaciones de fabricación, produciéndose desastres técnicos.

El porcentaje de ordenadores industriales que sufrieron ataques creció desde el 17% en julio de 2016 hasta más del 24% en diciembre del mismo año

Con el propósito de conocer cómo de extendida está esta amenaza, los especialistas ICS CERT de Kaspersky Lab han llevado a cabo un estudio específico sobre el panorama de ciberamenazas al que se tienen que enfrentar los sistemas ICS.

Los expertos descubrieron que, en la segunda mitad del 2016, las descargas de malware y el acceso a páginas web de phishing fueron bloqueadas en más del 22% de los ordenadores industriales. Esto viene a decir que casi uno de cada cinco equipos estuvo en peligro de infección o de ver sus credenciales comprometidas a través de internet.

Los ordenadores de sobremesa de los ingenieros y de los operarios que trabajan directamente con ICS no suelen disponer de acceso directo a internet a causa de las limitaciones tecnológicas de las redes en las que se trabajan. Sin embargo, otros muchos usuarios tienen acceso simultáneo a internet y a ICS. Según el estudio de Kaspersky Lab, estos ordenadores supuestamente utilizados por los administradores de red, desarrolladores e integradores de sistemas de automatización industrial, así como contratistas terceros que se conectan a redes tecnológicas de modo directo o en remoto, pueden acceder libremente a internet porque no están vinculados a una única red industrial, con las limitaciones específicas que ello supone.

Pero internet no es la única amenaza para la ciberseguridad de los sistemas ICS. El peligro de los dispositivos extraíbles de almacenamiento infectados es otra de las amenazas destacadas por los analistas de la compañía. Durante el periodo del estudio, el 10,9% de los ordenadores con programas ICS instalados (o conectados a aquellos que cuentan con ese software), mostraban trazas de malware tras conectar algún dispositivo extraíble.

Los adjuntos maliciosos en correos, así como los scripts integrados en el cuerpo de los mensajes electrónicos, fueron bloqueados en el 8,1% de los ordenadores industriales, ocupando el tercer lugar en la lista de amenazas. En la mayoría de los casos, los ciberatacantes utilizaron correos de phishing para atraer la atención de los usuarios y ocultar los archivos maliciosos. El malware suele distribuirse a menudo en formato de documentos de oficina, como MS Office y archives PDF, utilizando varias técnicas. Los criminales se aseguran que las personas descarguen y ejecuten el malware en los ordenadores de las organizaciones industriales.