Orange ha desplegado en España su nueva red LTE-M (Long Term Evolution for Machines), con la que se convierte en el primer operador del país que lanza esta tecnología dedicada exclusivamente a soluciones de Internet de las Cosas (IoT).

Publicidad

La compañía culmina así el trabajo realizado a lo largo de más de dos años con clientes y partners en diferentes sectores de actividad, en los que ha probado su red LTE-M para casos de uso tales como la trazabilidad de activos, sistemas de eficiencia energética, gestión de la cadena de frío o control remoto de maquinaria.

La nueva red LTE-M de Orange ayudará a las empresas a avanzar en su transformación digital gracias a su gran versatilidad

En declaraciones de Mónica Sala, CTIO de Orange España, “LTE-M es un estándar mundial diseñado para responder a las necesidades de comunicación IoT. Esta tecnología permite abordar múltiples casos de uso que requieren movilidad, mayor cobertura en interiores, mayor ancho de banda y menor latencia que otras tecnologías IoT alternativas, así como bajo consumo de batería de los dispositivos e incluso comunicación por voz en el futuro”.

La nueva red LTE-M de Orange ayudará a las empresas a avanzar en su transformación digital gracias a su gran versatilidad, soportando sus necesidades de IoT en diferentes aplicaciones: gestión inteligente de activos, telemedida de contadores (electricidad, agua o gas), digitalización de servicios en ciudades (control inteligente del espacio público, alumbrado o recogida de residuos), monitorización y control de operaciones y máquinas en Industria 4.0 o control avanzado de sistemas de seguridad, entre otros.

Con este lanzamiento Orange pone a disposición del mercado un ecosistema abierto que facilita la colaboración entre empresas, fabricantes de dispositivos y desarrolladores de aplicaciones IoT, con el objetivo de crear juntos las soluciones IoT más avanzadas.