orange guardia civil

Orange se ha adjudicado el contrato más grande de comunicaciones de la Guardia Civil, el cuerpo de seguridad pública que cuenta con el más amplio despliegue territorial y el mayor número de competencias policiales de España.

Publicidad

El contrato, que ha entrado en licitación pública por primera vez, asciende a casi 35 millones de euros y tendrá una duración total de cinco años (incluyendo un año de prórroga). Gracias a este contrato, Orange proveerá a la Guardia Civil los servicios de telefonía fija, comunicaciones unificadas e Internet, que estarán integrados con la red móvil.

De esta forma, Orange engloba todos los canales de comunicación, así como los medios digitales que permiten compartir documentos, archivos o datos para que sean accesibles por cualquier trabajador, esté donde esté y desde cualquier dispositivo.  Además, les ofrecerá mensajería instantánea y videoconferencia, facilitando la transformación digital de un cuerpo que necesita aprovechar al máximo las nuevas tecnologías, especialmente si tenemos en cuenta que dispone de más de 80.000 efectivos repartidos por todo el territorio nacional.

La solución diseñada por Orange permitirá ofrecer telefonía fija con la tecnología más avanzada para más de 50.000 extensiones tanto físicas como en la nube, servicios de videoconferencia para 10.000 usuarios y de telemedicina con diagnóstico en remoto vía satélite.

Orange dotará a todas las sedes de la Guardia Civil de 4.000 accesos con la última y más rápida tecnología WiFi

Todo ello a través de una red de datos con velocidades de hasta 50 Gbps en más de 2.400 sedes repartidas por todo el territorio, y una salida a Internet de hasta 100 Gbps, en definitiva, una nueva red más moderna, con mayores capacidades y escalable para permitir que la Guardia Civil esté a la vanguardia de los servicios de comunicaciones. Además, la red de Orange proporciona una total garantía de integridad de la información y confidencialidad gracias a un cifrado extremo a extremo que la operadora ha reforzado con protección perimetral y una solución contra ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS), que realiza una monitorización continua para garantizar en todo momento la disponibilidad de las aplicaciones y herramientas de Guardia Civil, cumpliendo así con los más que rigurosos niveles de seguridad exigidos.

Por último, el proyecto adjudicado a Orange permitirá dotar, a todas las sedes de la Guardia Civil, de 4.000 accesos con la mejor y más rápida tecnología WiFi.

Según Joaquín Colino, director de Empresas de Orange, “esta adjudicación reconoce el liderazgo de la red de Orange, que ya es la segunda mayor red de súper banda ancha fija en España y en Europa, en términos de calidad y robustez, además de demostrar nuestra firme apuesta por la digitalización de las Administraciones Públicas donde ya hemos sumado 38 grandes adjudicaciones en los últimos 12 meses.” La operadora ya se adjudicó durante 2019 los servicios de comunicaciones del ICO, el Tribunal de Cuentas, el Senado, la Agencia Tributaria, Red.es, Banco de España y los proyectos de escuelas conectadas de Madrid y Castilla y León, entre otros.

Por su parte Íñigo Polo, director de Administraciones Públicas de Orange afirma que “gracias a esta adjudicación Orange se convierte en el operador principal de datos y voz para la Guardia Civil. La posición estratégica que ganamos dentro de las administraciones demuestra la confianza que tienen en nosotros clientes tan relevantes.

Orange demuestra nuevamente la capacidad y calidad de los servicios que ofrece además de afianzarse como líder en términos de crecimiento en el sector de las Administraciones Públicas, convirtiéndose en una seria alternativa para proporcionar los servicios de comunicaciones a las más prestigiosas administraciones públicas de España.